Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

domingo, 22 de noviembre de 2009

Sentir ganas






Al organismo no le basta con disponer de todo lo necesario para el movimiento. Precisa, además, disponer de ganas de moverse.


Las ganas son un ingrediente fundamental para afrontar el día a día.


Músculos, glucosa, oxígeno... y ganas.


- ¿Qué haces en la cama? ¡Levántate!


- No tengo ganas...


El proveedor de ganas es el cerebro.


- ¿Por qué estoy cansada y dolorida sin haber hecho nada especial?.


- Es porque (el cerebro) no te da la gana de levantarte...


- No es que no quiera. No puedo. Mis músculos están agotados. Algo les pasa...


- Insisto. A los músculos no les pasa nada. Tienen suficiente energía para mover el esqueleto. No tienes ganas... Tu cerebro no las activa. Es el que conduce el cuerpo y decide si arranca y pisa el acelerador. El individuo sólo indica a dónde le gustaría ir...


- Me muero de ganas de levantarme y comerme el mundo. Lo que me falta es salud no ganas... ¿Por qué iba a querer el cerebro, mi cerebro, tenerme tirada en la cama como si acabara de correr un maratón?


- Tendrá motivos, sus motivos... El cerebro toma decisiones en función de lo que en cada momento considera aconsejable para la integridad del organismo y la buena marcha de su economía. Si no lo ve claro no invierte un duro. No enciende las ganas...


- ¿El cerebro es rácano y tacaño?


- No exactamente. Más bien es imprudente. Se excede en la prudencia. Le falta confianza en el organismo y/o en el individuo.


..................................


Nacemos con muchos circuitos programados para encenderse y apagarse en función de previsiones. Aprendemos a pronosticar, a ver el mundo de diversos colores. El cerebro también lo hace, aplicando criterios distintos, a veces confrontados con los del individuo.


El programa "respuesta de enfermedad" está seleccionado para desfondar al individuo, retirarle las ganas invitándole así a permanecer tumbado, sin gasolina, al ralentí.


Los tejidos enfermos mandan mensajes químicos (citoquinas) al cerebro. Estos mensajes contienen la clave para el encendido del programa "enfermedad... apagar ganas".


El cerebro tiene sus propias citoquinas para darle al off de las ganas. Basta con que considere "prudente" hacerlo.


Hay muchos pacientes desfondados, doloridos, desanimados... Los médicos no tienen respuestas para esa situación. Puede que ni siquiera tengan preguntas, es decir, ganas de hacérselas. Les falta motivación.


Desde finales del siglo pasado hay investigadores que buscan con empeño gérmenes ocultos. Con cierta cautela han descrito el hallazgo de un retrovirus, el XRMV, en leucocitos de pacientes. Puede que ello explique el origen de la falta de ganas cerebrales. Puede que las células infectadas envíen citoquinas. No soy experto en virología. Espero y deseo que lo que quede al final de todo el revuelo sea para bien de los pacientes.


Aun cuando hubiera infección por el retrovirus el agotamiento provendría del encendido del programa "no tengas ganas". En ese caso estaría justificado y habría que conseguir recuperar las ganas eliminando al virus. Si no se confirma la infección se trataría de un error evaluativo cerebral, un dramático error. Un error que tiene encamados a millones de pacientes sin motivo...


El cerebro tiene razones, evaluaciones, motivaciones que encienden y apagan las ganas. Puede que sea debido a que el organismo esté tocado por un virus pero no estaría de más contemplar todas las posibilidades...


7 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Además de los retrovirus, los programas de encendido, ¿la ganas de levantarse pueden tener que ver con los significados?¿y a su vez estos significados tengan que ver con la propia vida?.
Saludos.

Arturo Goicoechea dijo...

Jesús: Por supuesto. La hipótesis del retrovirus es, hasta el momento, una hipótesis. Suponiendo que se confirme qcreo que quedaría aún mucho por explicar...

Anónimo dijo...

http://www.plataformafibromialgia.org/attachments/242_sfc.xmrv.castellano_con_fotos[1].pdf

Siento que en el blog no funcione el enlace.
Puede encontrarse en www.plataformafibromialgia.org
buscar en Medicina, SFC.
Es una hipótisis muy confirmada, con lo cual deja de ser hipótesis.
Elena Navarro

Arturo Goicoechea dijo...

Elena: los autores del trabajo se limitan a comunicar el hallazgo de ADN retroviral en los lecucocitos pero no afirman que el retrovirus sea el cuasante de la enfermedad. Eso es una hipótesis.

Saludos

oceano_mar dijo...

Estimada Elena, en la propia página que usted menciona se dice textualmente:

"Estas asociaciones son altamente significativas, aunque todavía son necesarios más estudios experimentales y epidemiológicos para determinar si el virus XMRV es el agente causante del SFC"

Luego eso de que es una hipótesis muy confirmada...

Todo este asunto me trae a la cabeza una pregunta.
¿Qué sería más deseable para los pacientes?
¿Qué se tratase de un virus o de un programa de encendido alterado?

Con la mano en el corazón, como actuales o potenciales pacientes de "SFC" o "FM" ¿nos alivia más la certeza de estar infectados por un gérmen desconocido o la certeza de tener un cerebro sano que procesa de manera errónea determinada información?

arturo goicoechea dijo...

Oceano Mar: en el tema del síndrome de fatiga crónica trato de ser especialmente cuidadoso con cada palabra que utilizo en el blog porque no tengo autoridad para opinar sobre el particular, así que me limito a leer las fuentes y transcribirlas.

Es evidente que nadie que haya investigado el origen infeccioso del síndrome ha demostrado una relación de causa a efecto entre un germen y la enfermedad. Nadie lo afirma, limitándose a constatar sus hallazgos y advirtiendo de que es prematuro sacar conclusiones... aunque sus descubrimientos aportan nuevos datos que deben ser sopesados con sumo cuidado.

Si yo fuera paciente actual o potencial del síndrome me alegraría saber que se trata de un problema de programación o disfunción evaluativa ya que, a diferencia de la disfunción evaluativa autoinmunes, en la que no podemos hacer nada definitivo, en la disfunción neuronal podemos intentar la reprogramación. Puede que esa hipótesis no sea, al final, la correcta pero que es irresponsable no considerarla, o, ni siquiera citarla y estudiarla.

Comparto la inquietud respecto a la forma en la que se está difundiendo la noticia sobre los hallazgos del retrovirus.

Saludos

Mar dijo...

Llego aqui casi año y medio despues de que se hiciesen estos comentarios... alguien sabe ya como podría reprogramarme??...alguien me puede decir por qué mi carga viral es significativamente mayor que lo que se considera normal, aunque nadie niegue que puede haber otras personas que tengan también alta carga viral y no tengan SFC... Alguien sabe porque el SFC me sigue causando estragos fisicos, lentos, demasiado lentos demasiado sutiles a lo largo de los años, ya demasiados años... y yo sigo teniendo ganas de levantarme y muchas razones para levantarme y cada día que pasa tengo más y parece que dicen que tengo la capacidad volitiva conservada... Si yo fuese paciente de SFC desearia estar infectada por un germen desconocido porque algún día pudiera conocerse... si yo fuese paciente consideraria la reprogramación algo empiríco y lo empírico inquieta...inquieta casi tanto como el interes creciente en la psiquiatrización de la enfermedad...casi tanto