Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

sábado, 28 de noviembre de 2009

La migraña siempre tiene quien la opere






La migraña tiene un variopinto catálogo de intervenciones quirúrgicas a sus espaldas: apéndices, ovarios, vesículas, dentaduras y arterias temporales han sido extirpadas para atajar de raíz el mal, con resultados variables, a veces sorprendentes.

Ultimamente el apartado de operación andaba algo alicaído, sin nuevas ideas, pero ha irrumpido con fuerza la teoría de "lo muscular", la sospecha de que todos nuestros males provienen de unos músculos con contracturas. ¿Por qué? Está claro: por el estrés...


Relajarse o sufrir...


Masajes, relajantes musculares, ansiolíticos y cintas con sonidos del campo, voces susurrantes y músicas envolventes han tratado de calmar el ímpetu contráctil del músculo, más bien con poco éxito.


El músculo se ha convertido en el chivo expiatorio moderno. El objetivo es claro: desposeerle de su fuerza.


El instinto de búsqueda de terapias de sapiens (m.n.t.) ha dado con un antídoto poderoso, definitivo: la toxina botulínica, el equivalente a la criptonita de Superman, una sustancia que dejaba el músculo del superhéroe absolutamente inerme.


- Le duele la cabeza porque están contraídos los músculos de la cabeza y el cuello porque lo están los del cuello. Elemental. Aplicamos toxina, impedimos la contracción del músculo y santas pascuas.


- ¡Qué maravilla. Llevo dos meses sin ninguna crisis!


El problema de la aplicación de la toxina es el engorro de tener que repetirla periódicamente.


El mundo de la terapia farmacológica se acaba con la inyección. Más allá de la inyección, los médicos no tenemos nada... pero para eso están los cirujanos con su caja de herramientas.


Los cirujanos plásticos y máxilofaciales han insistido desde hace unos años en la teoría de las apreturas de los músculos faciales como origen del dolor de cabeza y se han puesto manos a la obra, prescribiendo prótesis de descarga, relajantes... y finalmente inyectando toxina en diversos músculos de la cara.


Cuando han visto que las inyecciones de toxina botulínica producían efecto han deducido el paso siguiente con su natural perspicacia:


- !Operación¡ Desinsertamos el músculo culpable y así su contracción no sirve para nada.


Los cirujanos no pierden el tiempo con reflexiones estériles. Pensado y hecho.


Tras comprobar la eficacia de la aplicación de toxina han desinsertado músculos faciales y el resultado ha sido espectacular: un 28% no ha vuelto a tener migrañas y un 60% ha mejorado no sólo significativamente sino, al parecer, definitivamente pues la mejoría se mantiene al cabo de los años. Han erradicado o debilitado la migraña. El resultado contradice además la teoría del origen del dolor facial en la guapura, dado que la eliminación de alguna arruga lo alivia.


El prodigio no puede ser atribuido al efecto placebo, comentan, pues "es sabido" que dicho efecto nunca es persistente ni afecta a más de un 30% de pacientes.


En toda esta historia del origen muscular de la migraña no hay ninguna referencia a la responsabilidad de la red neuronal y, por supuesto, eso que se da por "sabido" es falso. El efecto placebo no tiene caducidad ni límite de proporción de respondientes. También es sabido que el efecto placebo es especialmente poderoso cuando la terapia es quirúrgica y cara y que los resultados espectaculares y sorprendentes de cualquier terapia deben levantar inmediatamente la sospecha de que anda Don Placebo por allí.


El efecto placebo es especialmente brillante con los niños.


Respecto a cuestiones de interior, en las que dependemos de lo que nos cuentan, seguimos siendo (aunque algo menos) niños...


Nada tan hermoso como la candidez e inocencia de un niño. Es lo que abre la puerta del reino de los cielos y de las terapias milagrosas...

Los cerebros de los padecientes son, a veces, como los de los niños, mantienen la ilusión y el candor de lo mágico, de la fe ciega y, por tanto, eficaz ... aparentemente.

Las apariencias puede que engañen pero eso es secundario si reconfortan. Lo útil es hermoso y verdadero aun siendo falso.

10 comentarios:

Manderley dijo...

Leo atentamente su blog muy amenudo, y si bien aprecio con agrado muchas de sus exposiciones, respecto a la cefalea de origen muscular, si bien la desinserción muscular me parece una aberración, sabe usted de la existencia de los llamados puntos gatillo miofasciales que tienen la capacidad de producir dolor referido, siendo en el caso de músculos como el temporal, masetero, trapecios, escalenos, suboccipitales aquellos cuyos puntos gatillo provocan un dolor referido a la región bien frontal, temporal, occipital dando una sintomatología de cefalea de origen muscular. La simple punción seca de estos puntos elimina esas cefaleas ( siempre y cuando confirmemos que la presión del punto gatillo provoca los síntomas del paciente ). Usted podría decir que es como consecuencia de la autogestión del paciente frente al tratamiento, pero ciertamente en clínica provando con puntos gatillo que no refieren cefalea, el paciente no ve mejoría en sus síntomas, todo lo contrario con la punción sobre aquellos que si lo refieren. Por tanto, aún en mi condición como fisioterapeuta y por tanto, mi lógica preferencia hacia este punto de vista, creo que no sólo hemos de conformarnos con achacar a la cefalea un papel determinado, sin antes haber determinado lá implicación de otras variantes como la muscular, teniendo en cuenta que no siempre la cefalea tiene un origen muscular.

Un saludo, y felicitaciones por su trabajo y su último libro, al cual voy restando páginas minuto a minuto.

oceano_mar dijo...

De acuerdo con Manderley en la apreciación que hace de los PGMs y su relación con la cefalea.

A menudo los fisioterapeutas encontramos éxitos muy aceptables con la punción seca en determinadas condiciones, desde luego a corto plazo, y hasta donde podemos saber en muchos casos, a medio también.

¿Cómo podríamos "encajar" estas evidencias clínicas -pincho un PGM y se va el dolor de cabeza- con las teorías del Dr. Arturo sobre el mantenimiento del programa de alerta y el dolor?

Todo el cuerpo teórico de los PGMs al final oscila entre dos aspectos principales:
-Tratamiento de los puntos gatillo miofasciales.
-Tratamiento de los factores de perpetuación.

Es en el segundo punto, yo creo, donde tienen perfectamente cabida las propuestas del Dr. Arturo y no creo, en mi humilde opinión, que contradigan o sean incompatibles con nuestros abordajes fisioterápicos [incluso los quirúrgicos, por muy aberrantes que nos resulten!]

Como sabemos, el factor de perpetuación de un PGM puede ser, un sobreesfuerzo, un disbalance agonista-antagonista... pero también pensar en la suegra o comer chocolate.

Como fisioterapeuta, defiendo el tto de los PGMs, por lo que veo en la práctica clínica diaria: soluciones muy inmediatas y satisfactorias con la punción y naturalmente también para el caso de la cefalea.

Sin embargo, el tto satisfactorio de los PGMs pasa también por la erradicación del segndo aspecto, "los factores de perpetuación".

La pedagogía del dolor y otros aspectos tratatos en este blog, a mi juicio pueden contribuir al tratamiento de esta cuestión.

Es sólo una opinión personal. Un saludo!

Arturo Goicoechea dijo...

En los puntos gatillo miofasciales hay un aumento de la liberación basal de acetilcolina en la unión neuromuscular. La liberación de acetilcolina está influida por los estados de alerta. Ello condiciona una facilitación de la contractura.

El problema de los puntos gatillo es que no quedan explicados en su origen. En mi opinión, el estado de alerta es el que crea la condición de facilitación. La punción seca actúa a través de mecanismos centrales de inhibición.

Siempre puede haber factores periféricos que contribuyan a generar el círculo vicioso pero creo que básicamente, es un problema central, evaluativo.

En esta cuestión los fisioterapeutas estáis bien colocados para opinar. Pienso que integrar vuestro conocimiento y experiencia sobre los puntos miofasciales con modulación central puede ser especialmente productivo.

José Angel Blanco dijo...

Buenas Noches, Soy José Angel Blanco y me pongo en contacto con el Dr. Arturo por varios motivos, en primer lugar felicitarlo por su blog y todas las aportaciones que realiza a la salud.En este sentido me gustaría invitarlo a colaborar con el portal de fisioterapia y salud fisaude.com.

Es un portal Joven pero con ilusión de hacer llegar a la máxima gente posible información de distintas áreas de la salud. Sin duda leyendo sus entradas nos encantaría el poder publicar sus pensamientos en nuestro portal.
Nos gustaría ponernos en contacto con usted para valorar esta posibilidad y poder participar en la expansión de un conocimiento que puede convertirse en liberador para muchos de nuestros usuarios.

Me agrada ver la participación activa de muchos fisioterapeutas en su blog lo que sin duda me confirma algo que ya sabía, somos profesionales con gran inquietud por entender el cuerpo en su globalidad, también a ellos los invito a aportarnos su conocimiento desde la intención de hacer llegar al usuario de a pie la máxima información de la salud.

Le facilito un mail de contacto y le agradecería enormemente el poder ponerme en contacto directamente con usted para valorar la posibilidad de esta colaboración. info@fisaude.com

Le agradezco de antemano su atención y reiterarle mis felicitaciones por ilustrarnos en cada palabra que comunica.

Un afectuoso saludo
José Angel Blanco
Gerente de fisaude.com

Anónimo dijo...

Lo primero felicitarle por su página.

Lo segundo comentarle que han encontrado otra forma de intervención para los que somos crónicos.
La implantación del neuroestimulador en el nervio suboccipital, Yo deje que me lo pusieran y en que hora. Un total desastre y dolores añadidos que previamente no había tenido.

Un saludo.

arturo goicoechea dijo...

Anonimo: las terapias de la migraña pueden obrar milagros a través del efecto placebo o empeorar aún más las cosas con el contrario, el efecto nocebo.

Saludos

antonio dijo...

hola, a mi me gustaria saber si el neuroestimulador subcutaneo, es eficaz para cefaleas cronicas diarias, ami quieren ponerme un neuroestimulador subcutaneo, y la verdad tengo un poquito de miedo porque he leido malos resutados.
de esta tecnica para cefaleas,sin encabio en otras patalogias si que he leido buenos resultado, porque dice mi neurologo que el neuroestimulador es eficaz cuando el dolor esta muy localizado a ver si me podeis ayudar gracias.

arturo goicoechea dijo...

Antonio: si has seguido este blog te habrás dado cuenta de que mis ideas y convicciones andan muy alejadas de lo que habitualmente defienden y recomiendan los neurólogos en este tema de la cefalea por lo que no puedo darte consejos sobre esa cuestión puntual que planteas.

Saludos

antonio dijo...

hola arturo, muchas gracias por tu respuesta, lo que si me gustaria esque si tienes algun consejo que puedas darme se lo agradecere mucho. ya que estoy en situacion limite de la deseperacion. tener un dolor de cabeza diario sin encotrar su origen del dolor, me tiene un poquito descocertado y muy mal de animos. si usted tiene algun consejo que me pueda dar se lo agradezco de corazon, un saludo

arturo goicoechea dijo...

Antonio: el tema del dolor cuando no está producido por una lesión qwue destruye los tejidos, como un traumatismo, cáncer o infección, es complejo. El origen está enel cerebro, en el modo en que este valora el estado de la zona donde notamos el dolor.

El modelo en el que yo me muevo se basa en un proceso de reeducación o reprogramación cerebral basado fundamentalmente en la información detallada sobre los mecanismos del dolor.

Nuestra labor es pedagógica y la razón de ser del blog es precisamente esa: la de difundir cuestiones básicas sobre dolor.

No existe un consejo puntual, simple, sobre qué hacer con el dolor de cabeza.

Los fármacos no suelen solucionar el dolor crónico y otras terapias siempre serán de resultado incierto y variable.

En mi opinión el enfoque pedagógico puede ayudar a muchos pero exige un trabajo no siempre fácil por parte del médico y del paciente.

Saludos