Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

miércoles, 11 de noviembre de 2009

MIGRAÑA, una pesadilla cerebral



Después de un año de haberlo entregado, aparece al fin mi libro sobre cerebro y dolor, titulado: MIGRAÑA,UNA PESADILLA CEREBRAL. Está editado por Desclée de Brouwer y supongo que esta semana ande ya por las librerías soñando con lectores que lo acojan.

Aun cuando se centra más en el problema del dolor de cabeza, contiene todos los conceptos básicos de la actual, ignorada y desapreciada Neurobiologia-Neurociencia del dolor.

Mi intención es la de llenar un vacío, en mi opinión escandaloso, en las doctrinas, informaciones y afrontamientos terapéuticos sobre dolor, sobre todo aquello que se refiere a origen y desarrollo del dolor en ausencia de daño.

Toco temas fundamentales como neuronas espejo, copia eferente, sistema de recompensa, alodinia, inflamación neurógena, cultura, alerta nociceptiva, nocicepción, daño y dolor, sentido del peligro, placebo-nocebo, empatía, aprendizaje, cognición social, genética, imaginería guiada, memoria de futuro, expectativas, creencias. Los capítulos pretenden automatizar la idea de organismo gestionado por una tupida red neuronal que no dispone de garantía de acierto y que toma decisiones defensivas al compás no de los sucesos de los tejidos sino de la evaluación que se aprende a construir sobre su estado.

Estoy convencido de que dará lugar a malentendidos aunque procuro ir salvando ese escollo con un ritmo progresivo y con la ayuda de una paciente y una residente, personajes que me acompañan en una consulta imaginaria y con los que mantengo un debate continuado, tratando de resolver las pegas habituales del mundo real del día a día de la consulta.

El estilo es intencionadamente asequible. He huido de tecnicismos innecesarios y de citas bibliográficas profusas, supliéndolas con metáforas, la herramienta fundamental del aprendizaje conceptual.

El libro refleja mi trayectoria profesional, teórica y práctica, de los últimos años, mis años de descreido de lo políticamente correcto, de lo señalado por lo líderes de opinión fichados por la Industria y creyente crítico en el nuevo conocimiento que muchos compañeros nos facilitan desde las Universidades sin los condicionamientos del marketing de la actividad económica generada en torno a etiquetas diagnósticas y terapias.

Le deseo suerte al libro porque deseo fervientemente suerte a las ideas que contiene. Pueden servir para derretir el congelado, dramático y silenciado mundo del dolor crónico.

¡Salud al organismo y sentido común al cerebro que lo gestiona!

14 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Felicidades. La encargada de la tienda ya está haciendo lo necesario para tenerlo disponible, y por supuesto lo leeré, uno no siempre tiene el lujo de poder charlar con el autor de un libro, que además parece interesantísimo, así que ya te acribillaré a preguntas mientras lo lea (los problemas de ser tan accesible, Arturo, aprende de otros compañeros: lenguaje técnico+posición de superioridad).
Un saludo.

villovi dijo...

Enhorabuena Arturo y que tengas mucha suerte. Es un tema, efectivamente, controvertido porque mucha gente no esta preparada todavía para lo que viene.

Hablando con un grandísimo fisioterapeuta y amigo, me contó una metáfora hablando de la música clásica y la consagración de la primavera, de Igor Stravinsky. Su estreno provocó un gran rechazo por la innovación que suponía. Fue una ruptura con lo que se había hecho hasta entonces y supuso una innovación en la música clásica.

Creo que propuestas como la tuya van por el mismo camino. Como ya te dije, es neceario dar la espalda al gran público para poder dirigir la orquesta.

Estoy esperando que lo saquen a la venta para adquirirlo. Todo un placer aprender de los grandes.

Un saludo.

Tirso dijo...

Yo también deseo toda la suerte del mundo para "los conceptos básicos de la actual, ignorada y desapreciada Neurobiologia-Neurociencia del dolor".
Muchas gracias por su esfuerzo.
Un abrazo

Victoria Mena dijo...

Enhorabuena Arturo.

Que ese barquito recién botado tenga una larga y fructífera travesía.
Y que te proporcione, además, estupendos momentos.

Para empezar, creo que los lectores nos vamos a divertir.

Carlos López Cubas dijo...

Enhorabuena,
Espero que mis librerías adyacentes sean más raudas que tu editorial, aunque si tengo que esperar, pues esperaré.
También espero que el título anime a mucha gente a adquirirlo, y que difunda la idea entre los pacientes.
Un gran paso para la educación en dolor, seguro.
Un saludo

Lurdes Sacristán dijo...

Ya era hora,espero que que ayude a muchas personas, será un gustazo leerlo y recomendarlo. Felicidades.

Arturo Such Sanz dijo...

Enhorabuena Arturo,
estoy esperando a poderlo comprar.

Tendremos que buscar en una librería especializada?

Habrá que leerlo y aprender de él.

Arturo Goicoechea dijo...

Gracias a todos por vuestra reiterada compañía en el blog y vuestros buenos deseos.

Arturo: supongo que lo habrán mandado a librerías generales pero desconozco cualquier detalle de la distribución. Soy nuevo en este menester.

Elena dijo...

Enhorabuena! Estoy deseando leer el libro.

Y también darle las gracias por su ayuda.

Aunque he tardado un tiempo en entenderlos conceptos. !Ya hace más de 3 meses que no he vuelto a tomar calmantes!

Arturo Goicoechea dijo...

Elena: al final has recogido el premio a tu constancia. Has trabajado y eso siempre produce su fruto.

Gracias y saludos

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias por publicar este libro.
Tengo treinta y tres años, y he padecido migrañas desde niña. Su libro está siendo una gran respuesta a pequeñas intuiciones que vienen persiguiendome hace mucho tiempo. Llegó a mis manos el otro día casualmente en la librería. Mantuve una agradable conversación con el librero, quien me felicitó por la adquisición. Era un chico más o menos de mi edad que padecía migrañas desde los ocho años. Sin embargo hace un tiempo considerable que se lo está trabajando y ya lo le duele la cabeza casi nunca.
Yo también me encuentro muy animada, y reconozco que, aunque para algunos de los temas que se tratan en él aun tengo barreras mentales, otros los encuentro totalmente racionales.
Le agradezco su sentido divulgativo y terapéutico, pero sobre todo lo leo con gusto porque estoy aprendiendo mucho.
Un saludo.

Arturo Goicoechea dijo...

Anónimo: me hace muy feliz el saber que el libro ha conseguido el propósito de transmitir al ciudadano en forma asequible el mundillo de las neuronas.

Gracias por el comentario.

Tatiana dijo...

MUCHÍSMIAS GRACIAS,

Tengo 38 años, con migrañas desde los 12. El otro día me regalaron su libro y cuando lo empecé no pude parar hasta llegar al final. Hasta ahora lo había probado todo y cada vez eran más las cosas que me causaban migraña (el tiempo, el estrés, las hormonas, la comida, el hambre, el dormir, hacer mucho deporte, hacer vida sedentaria...)y la verdad es que no lograba entender el porqué, con la vida ordenada y la dieta sana que hacía.... Ahora ya lo entiendo, su libro me ha dado una respuesta clara y coherente a las preguntas que llevaba años haciéndome.

Desde que hace años decidí que no me encerraría más en la habitación las crisis se habían vuelto más soportables pero no podía ir a ningún lado sin mis pastillas, que me tenía que tomar unas 2 veces por semana. A mitad de su libro tiré las pastillas que siempre llevaba en el bolso porqué no voy a necesitarlas más. Leer su libro me ha abierto toda una nueva perspectiva de las cosas y del dolor y lo que siento es sobretodo rabia por haber vivido tantos años engañada y amargada teniendo que renunciar a tantísimas cosas.

Ayer pasé mi primera prueba con éxito y detrás de este éxito vendrán muchos más. Cuesta cambiar ciertos automatismos y creencias pero com Ud. dice en el libro es cuestión de estar convencido y de dialogar y dialogar haciendo ver al cerebro sus errores de apreciación que causan tanto sufrimiento inútil a mi a los de mi alrededor.

MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!

arturo goicoechea dijo...

Tatiana: MUCHISIMAS GRACIAS a tí por dar una oportunidad a los contenidos del libro. Saber que puede liberarte del despropósito cerebral migrañoso me ayuda a seguir con la tarea.

Saludos