Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Discos rayados




El disco. Otra vergonzante chapuza de la evolución: algo que se hernia a poco que nos descuidemos en coger un peso indebidamente.


- Me han hecho la resonancia y me han sacado tres hernias de disco en las lumbares y dos en las cervicales. Menudo panorama tengo con esta columna...


Los discos hacen su labor. Posibilitan flexiones y giros, acercarnos a los objetos desde todas las posiciones. El cerebro selecciona el programa más económico e inofensivo para cada intento.


Con los años los discos van perdiendo calidad (agua) y eso hace que su aspecto en la resonancia no sea el que ofrece el de los niños. Es frecuente que abomben algo hacia el interior, que protruyan (protrusión discal). Las narices también protruyen, hacia fuera (protrusión nasal).


A la protrusión discal algunos exagerados le llaman hernia, aunque no lo sea.


Para hablar con propiedad, como debe ser, sólo hay hernia cuando la bolita interior del disco, el llamado núcleo pulposo, sale de la cáscara discal porque ésta se ha desgarrado e invade el interior del raquis. Puede que se produzca una inflamación, es lo lógico y deseable, y que duela (también lógico y deseable).


Cuando el disco se hernia, tras muchos años de estar silenciosamente protruido, puede comprometer a algún cable cercano, implicándole en el destrozo y, por tanto, en la inflamación (lógica y deseable). El dolor por inflamación del nervio se siente a lo largo de una banda estrecha que recorre la extremidad correspondiente. Si el disco herniado es lumbar, el cable probablemente forma parte del nervio ciático. Hablaremos en ese caso, con propiedad, de una ciática.


La región de la columna es sede habitual de dolor. Es frecuente que ese dolor se extienda hacia una extremidad. Es frecuente que la exploración de los nervios sea normal. Es frecuente que se haga una resonancia. Es frecuente que se encuentren protrusiones discales. Es frecuente que a las protrusiones se les llame, sin propiedad, hernias. Es frecuente que se considere, erróneamente, que el dolor de la extremidad sea debido a que algún cable está pinzado por la protrusión. Es frecuente que ello dé lugar, incluso, a una intervención, injustificada, para "liberar" al nervio del apretón del disco.


Es frecuente, excesivamente frecuente, la falta de rigor a la hora de utilizar términos médicos y construir teorías sobre origen del dolor.


El dolor sobre columna, extendido a una extremidad, es a veces, la consecuencia de la inflamación de un cable por el suceso de la herniación de un disco y en muchas más ocasiones, no tiene nada que ver con ello. Para explicar ese dolor hay que tener en cuenta muchos datos y muchas posibles responsabilidades. No todas corresponden a los discos intervertebrales.


El que el dolor se proyecte hacia la extremidad no es equivalente a compromiso de cable, no es una "ciática". Basta con que haya una lesión aguda local (sin compromiso de nervio) o unas condiciones de carga y trabajo inadecuadas. El cerebro no nos define con precisión la localización de los problemas internos. Cuando hay un infarto de miocardio puede doler el brazo. Eso no quiere decir que la zona infartada "pinza" un cable que anda por allí.


Muchas veces el disco que no va bien es el que contiene la grabación del dolor. Ese disco está en el cerebro y no está herniado... sino rayado, que es peor.


Para solucionar el problema de los discos cerebrales rayados hay que ocuparse, lógicamente, del cerebro, no de la columna.


Basta con levantar la aguja, limpiar los surcos y el cabezal y volver a ponerlo sobre el vinilo neuronal.

- ¿Cómo se hace eso?

- Lo hace el cerebro, pero tiene que saber que es un disco rayado. Usted puede ayudar a que lo vea así...

- Pienso yo que las hernias de disco que me han dicho que tengo dolerán también... ¿no?

- No son hernias, son protrusiones...

- No estoy de acuerdo, tengo hernias, tengo hernias, tengo hernias, tengo hernias, tengo hernias....

Lorimer Moseley publicó un estudio en el que comparaba la evolución de pacientes intervenidos de hernia de disco. A unos les enseñaba el material herniado eliminado y a otros no. Iban mejor aquellos que habían visto el material herniado.

9 comentarios:

iMAM dijo...

En un estudio en EEUU, se hicieron RM a no recuerdo cuántos sujetos, alumnos y trabajadores de no recuerdo qué universidad. Olvidé cuántos, pero en torno al 60%, presentaban hernia discal o protrusión. De todos estos, me vuelve a fallar la memoria sobre cuántos no presentaban ningún síntoma lumbar, pero eran más o menos la mitad.

Es muy fácil ir a un especialista quejándose de dolor de espalda. Es muy sencillo que te digan que es un "lumbago" (¡bendito palabro!) y te hagan una RM. Es muy habitual encontrar "algo" en esa prueba, y ¡eureka!, usted lo que tiene es una hernia, POR ESO LE DOLÍA. Ahhh, bueno, era una hernia, claro, por eso me dolía. Madre mía, y ahora estoy acabado...

Aproximadamente el 50% de los sujetos que frecuentan las universidades americanas tienen hernias y no presentan sintomatología. ¿Por qué iba a ser necesariamente la hernia la causante de un lumbago ocasional?

iMAM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arturo Goicoechea dijo...

iMAM: efectivamente, siempre que se ha estudiado la correlación entre hallazgos en pruebas de imagen y dolor se ha visto que el tema no es tan simple como nos lo pintan, pero lo sencillo vende y una imagen vale más que mil palabras, independientemente de que la imagen se preste a engaño... o a error.

Saludos

villovi dijo...

Totalmente. Tenemos como pacientes un concepto atrofiado de medicina. Me duele algo porque tengo que tener algo mal ahí donde duele. Las técnicas de imagen son una "ventana" al cuerpo y gracias a ellas vemos los males que nos suceden. En caso de no verlo claro, siempre quedará "abrir" una "puerta" para ver in situ qué esta pasando que no vemos bien por la "ventana".

Esto, en el caso de la rodilla, es excesivamente frecuente. Dolor en la interlinea, RM y como no hay nada que explique el dolor, artroscopia al canto...

Desgraciadamente cuando hablamos del "cerebro" la gente salta a la defensiva. Cabeza=psicológico=me lo estoy inventando.

Difícil batalla... porque desde el lado de los "expertos" contribuimos a afianzar esa imagen atrofiada de la medicina y del cuerpo.

Enhorabuena por la entrada.

lffcaceres dijo...

Hola a tod@s. Soy Laura Febrel fisioterapeuta y apasionada de los temas que en este blog se tratan. Lo primero felicitar al dr. Arturo por su último libro. Hoy he acabado de leerlo y me parece fascinante la claridad de las ideas del mismo.
También quería comentar una cosilla. Vivo en Alcalá de Henares y este fin de semana estuve con mi novio en un centro comercial. Cuando salíamos mi novio (que ya conoce mis debilidades) me advierte: "¡Mira, allí hay un autobús del dolor?!". En un principio pensé que era la promoción de alguna película rara porque el autobús estaba muy decorado y había unos personajes disfrazados,pero me quedé con el nombre de la página web que publicitaban.
Ha resultado ser una campaña de información acerca del dolor neuropático. Si queréis ver la actuación de los´"síntomas" podéis poner en youtube "el dolor misterioso". El enlace de la página es www.eldolormisterioso.es

Un saludo y felicidades.

Arturo Goicoechea dijo...

Laura: eres la primera persona de la que tengo noticia que haya leído mi libro y te agradezco el cumplido pues uno no sabe nunca si ha acertado a exponer sus ideas con la suficiente sencillez, sustancia y amenidad como para hacer soportable la lectura del tochillo.

Gracias y saludos.

Arturo Goicoechea dijo...

Villovi: puede que seamos los pringados de abrir caminos pero eso no deja de ser apasionante.

villovi dijo...

Ya he finalizado la lectura del libro! Laura se me ha adelantado, pero aprovecho para comentarlo. El libro es sumamente interesante. De hecho tengo pedido cinco más para regalar estas navidades. Me parece fundamental la educación para la salud y creo desde mi humilde punto de vista que tu libro cumple perfectamente con ese cometido.
Muy recomendable a todos los seguidores del blog.

Enhorabuena de nuevo y gracias por la joya. Espero que puedas firmarlo en algun encuentro que tengamos.

Un abrazo.

Arturo Goicoechea dijo...

Villovi: me complace constatar que, aunque el libro no consiga cantidad de lectores cuente ya con la calidad de los que lo van leyendo. Me alegra también que sean precisamente fisioterapeutas los que lo le dedican su tiempo.

Nos veremos, supongo, en Valencia en ese extraordinario congreso sobre dolor que organiza fundacionalmente la SEFID.

Saludos