Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

viernes, 30 de octubre de 2009

Dolor como alucinación de daño




- ¿Qué hacen esos niños ahi?

- ¿Qué niños?

- Esos... al lado de la mesa

- Aquí no hay nadie. Sólo tú y yo.

- ¿Cómo puedes estar segura sin hacerles una foto?

- Vale... ¿Ves cómo no hay nadie? No hay niños en la foto...

- Pues yo los veo...

El cerebro sueña la realidad. La construye en base a sus especulaciones imaginativas, sin la contención de los sentidos (comunes) durante el sueño y pensamiento errático y con el corsé de las entradas sensoriales cuando fijamos la atención en el entorno.

Cuando percibimos algo inexistente estamos ante un proceso alucinatorio.

En el espacio-tiempo de la sala, junto a la mesa, esa persona del diálogo ve niños. Sin embargo, en ese lugar-momento no hay unos niños reales que reflejan la luz y la proyectan sobre la matriz de receptores retinianos en una distribución coherente con "niños". La foto de ese lugar-momento no los muestra.

- Me duele

- Creo que no tiene usted nada

- ¿Cómo va a saberlo sin mirarme?

- Le pido un Scanner... ¿Ve? no tiene nada.

-Pues a mi, me duele. Algo tiene que haber...

No existe en ese lugar-momento del cuerpo donde el paciente percibe nítidamente el dolor un agente o estado que active la matriz de nociceptores en una distribución coherente con la del dolor.

Sin embargo duele.

El cerebro sueña daño necrótico, en ese lugar-momento, con esa posición o actividad.

- Tómate un calmante...

- Te voy a hacer caso... Bueno parece que ya no duele...

El calmante ha disuelto la percepción de dolor. El cerebro ha dejado de soñar con la necrosis.

Rodolfo Llinás es un prestigioso neurofisiólogo colombiano, que dirige el Departamento de Neurofisiología de la Universidad de New York. Ha escrito un libro de obligada lectura: "El cerebro y el mito del YO".

La percepción es un sueño cerebral constreñido por los sentidos...

¿Qué alimenta el sueño cerebral?

En el caso del dolor el miedo a la necrosis.

Pesadillas, fobias, dolor sin daño... El reino del miedo somático... Hay pesadillas que se resuelven al despertar. Hay otras que lo hacen al quedarnos dormidos, después de tomar el calmante...

28 comentarios:

villovi dijo...

Interesantísimo. Muchas gracias por la referencia. Si dices que es de obligada lectura, habrá que leerlo.

Un saludo.

Maimai dijo...

Aclarar que no se imagina el dolor si no el daño, por si las moscas... Un cerebro que imagina una vértebra fuera de su sitio o un espolón "pinchándole" el talón a cada pisada es normal que active el dolor. Si no se corrige la idea de lesión (muchísimas veces es errónea) lógicamente el cerebro seguirá en sus trece.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Yo como siempre barriendo pa´casa, aunque sé que hablar de lo que es la casa de uno, es tontería...
Si aplicas el principio del calmante la alucinación de dolor, al resto de alucinaciones, ¿no habrá aquí también la iatrogenia de la que hablamos continuamente?. De hecho Arturo hay gente trabajando para dotar de sentido a las alucinaciones, es decir, en vez de "dormirlas", en vez de eliminarlas, tratar de aprovecharlas para mejorar la comprensión de lo que le ocurre a la persona. Obviamente, por las razones que ya conoces, no es lo mas habitual en este momento.
Un saludo.

Maimai dijo...

Alucinación de daño, no de dolor. Es que puede dar lugar a confusión y malentendidos.

Arturo Goicoechea dijo...

Jesús: te has ganado una colleja. Vas a copiar 100 veces: alucinación de daño, alucinación de daño...

El lenguaje...

Estoy de acuerdo en que debemos entrar en los síntomas en vez de fumigarlos.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Otrassssssssssssssss, perdón.
Copio, copio:
alucinación de dolor, no es lo mismo que de daño.alucinación de dolor, no es lo mismo que de daño.alucinación de dolor, no es lo mismo que de daño....
Podría seguir, pero la escuela ha evolucionado tanto, que poco me costaría, jajajaj.
Lo siento, evidentemente NO HAY UNA ALUCINACIÓN DE DOLOR, es de daño, una errata, que en otros contextos (o entrada de este blog)me hubiera costado un arrancamiento de entrañas, fijo.
Collejas recibidas y mas que merecidas. Tu hija es mas de ahora, mas piadosa que tu....No ha sido un problema de lenguaje ha sido un descuido.
Saludos.

Anónimo dijo...

noooooo, Jesús, a usted el inconsciente le delata siempre.
Todo es psicológico¡¡¡
Disculpas aceptadas, además de repetirlo hay que aprenderlo
DOLOR NO ES IGUAL A ALUCINACIÓN.
Grito no es = alucinación
LLoro no es = alucinación
Hay cosas que existen, por cierto veo una playa llena de palmeras ohhh eso si es una alucinación.
Elena

Arturo Goicoechea dijo...

Anónimo: dolor, en ausencia de daño necrótico es igual a alucinación... de daño.

Me temo que el término alucinación si no se entiende desde su sentido neurofisiológico puede traernos problemas.

El cerebro utiliza la alucinación constantemente para construir percepción visual, por ejemplo para rellenar la zona de ca,po visual que corresponde a la mancha ciega. Si no fuera por la capacidad alucinatoria cerebral veríamos una zona circular sin visión a un lado del punto de interés...

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Mire señorita Elena, no ponga en mi cabeza ni en mis intenciones, cosas que son solo suyas, y que mas bien delatan como usted funciona. Es algo que le agradecería que no hiciera.
Otra cosa es que me crea o no cuando digo que ha sido una errata. Ese ya es su problema, igual que es problema del medico que le atienda usted el que le crea o no. A eso me referia con arrancar las entrañas......
Si busca usted entre todo lo que yo puedo haber dicho en cualquier sitio, que se que le interesa muchísimo (gracias) dígame donde yo he dicho que el dolor no lo sienten (salvo, como se que he dicho, donde hay engaño y exajeración, algo muy humano, por cierto, cuando existen intereses de por medio...).
En cualquier caso, le agradezco su atención, repito, a lo que expreso, y le emplazo a que por favor lo siga haciendo.
Si sufre de alucinaciones visuales, le recomiendo comenzar tratamiendo psicoterapeutico, no vaya, como dice Arturo, a "matar" el síntoma, trate de enteder lo que le ocurre.
Si Elena, hay que aprender, mucho, desde luego....
Un besito cariñoso.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Para seguir aprendiendo:
Trastorno de dolor somatomorfo:
Es un dolor persistente y prolongado (crónico) debido a factores psicológicos.
Causas, incidencia y factores de riesgo:
El dolor es una de las razones más comunes por las cuales las personas buscan atención médica. En el trastorno de dolor somatomorfo, el dolor es tan severo que deteriora la capacidad de la persona para desenvolverse.

Se piensa que el dolor en esta afección está relacionado con factores psicológicos, como el estrés. Las personas con esta enfermedad pueden tener otros problemas médicos, pero éstos no explican completamente el dolor.

Hay un estigma por parte de los profesionales médicos y del público en general acerca del dolor psicológico. Algunas personas no entienden por completo la conexión entre la mente y el cuerpo. Ellos creen equivocadamente que el dolor psicológico no es "real" y que debe poderse controlar sin tratamiento de salud mental o médico.

Síntomas
El síntoma principal de este trastorno es un dolor crónico que dura varios meses y que limita el trabajo, las relaciones interpersonales y otras actividades de la persona.

En:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000922.htm

Esto obviamente no lo digo yo, y no quiere decir que esté de acuerdo con todo o con parte, es lo que encontré buscando dos minutos en google.
Saludos.

Anónimo dijo...

Srto Jesús:
realmente falta usted mucho al respeto.
No me gusta en absoluto el tono que emplea conmigo.
Es usted el único que busca tres pies al gato y su deformación profesional, un atentado. Pero tengo la fortuna de no tenerle en cuenta para nada.

Naturalmente que entiendo el binomio cuerpo mente.
Dr, quizás la palabra alucinación dá lugar a malentendidos. ¿ Es posible cambiar este término por otro comprensible sin que pueda dar pie a las múltiples acepciones culturales enraizadas y que traspasadas a la medicina biológica suponen una interpretación literal?
Gracias.
Elena

oceano_mar dijo...

Y qué serían la tierra,
las estrellas y los océanos
si la mente humana no estuviera
imaginando
el silencio y la soledad.

[Percy Bysshe Shelley]

Enhorabuena por su blog, D. Arturo, un espacio de libertad para el fomento del pensamiento crítico sobre nuestras creencias y convicciones.

Cuente con un lector y aprendiz más.
Un cordial saludo.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Las disculpas no eran para Usted, Elena, así que si no me tiene en cuenta limítese a no aludirme a mi o a mis comentarios.
En cuanto a la falta de respeto, míerese el tono de su primera alusión a mi persona, especialmente viniedo de alguien anónimo. Como verá mis opiniones son claras, y mi filiación también, puede usted ver donde trabajo y que es lo que hago. Detras de mis opiniones hay un nombre, un trabajo y una vida, y me molesta muchísimo que usted, una anónima que nada arriesga se refiera, no a mis opiniones, sino a mi persona, o a mi como profesional, que viene siendo lo mismo. Cosa que por cierto, yo no hago jamas. Yo opino sobre opiniones, no sobre profesionales ni sobre personas.
¿Quien falta el respeto a quien Sra. o Srta. Elena?.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Quiero añadir, que cuando lo hago (opinar sobre personas y/o profesionales), de una forma caricaturesca, porque son personjes públicos, lo hago con todas las consecuencias, desde mi identidad y con nombres y apellidos.

Anónimo dijo...

Elena Navarro le contesta:
si no pngo la URL es porque no me apetece pero igualmente estoy como seguidora del blog
Jesus, realmente siempre contesto y firmo todo lo que escribo.
y mire no entro en su dinámica, lo siento.
He venido a aprender, y si me ve como anónima, fijese en la firma.
Serénese, por favor y tampoco haga alusiones a mi ni como srta, ni me sugiera absolutamente nada.
A usted ya le conozco suficiente desde febrero. Pero usted a mi de nada absolutamente y asi, para usted va a seguir.
Elena

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Pero Elena, sigue siendo anonima, aunque se llames Elena ¿o es que tengo que explicarlo mejor?. Mire evidentemente me he equivocado al entrar en discusión con usted...
Disculpe. Abstengase simplemente, y por favor de aludir a mi persona, y si me conoce desde Febrero, pues que quiere que le diga, yo, ya lo sabe Usted, no tengo el placer y al parecer vamos a continuar así.
Un respetito a mi persona por favor, con mis opiniones haga lo que quiera.
Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

Contaban en mi pueblo de un alguacil que fue requerido a indagar en una colisión de vehículos sobre quién había sido el causante.

Después de observar el escenario se dirigió a los colisionados haciéndoles la pregunta clave:

¿Quién ha chocado primero?

Sobre la colisión verbal de ayer, digamos que he observado el incidente al igual que otros visitantes que entran a los comentarios. Tengo mi propia versión sobre "quién chocó primero" pero me la guardo para mí.

Por mí pueden seguir con la eterna discusión de las culpas hasta cuando quieran...

El reglamento del blog es que no hay reglamento.

Ustedes mismos...

Victoria Mena dijo...

Doctor, no diga usted eso, vaya susto.

Supongo que en este blog hay un reglamento mínimo, lo demás sería una desconsideración hacia sus lectores, los participantes y usted mismo...

Es muy saludable pensar que alguien cortará en seco las intervenciones extremadamente amenazantes o injuriosas, enviándolas directamente a la papelera. O esa norma mínima que consiste en que para insultar, si no se llega a tanto, debe uno quitarse el embozo...

PD. Y en un blog de Medicina, dudo que sea tolerable el insulto, que es siempre personal. En fin, ya nos dirá.

Arturo Goicoechea dijo...

En Vitoria cada vez que habilitaban un espacio verde de césped lo atravesaban con caminos prefijados, supongo que con la intención de regular el tráfico de los paseantes y proteger el césped. Siempre sucedía lo mismo: algunos respetaban los caminos prefijados y otros hacían camino al andar. Al final el Ayuntamiento tomaba buena nota de por dónde gustaban ir los ciudadanos, renunciaba a sus caminitos iniciales y los colocaba donde el pueblo había pisado mayoritariamente.

Digamos que el blog es un espacio verde por donde transitan los visitantes y comentaristas. De momento no hay sendas prefijadas aunque ya se van perfilando algunas.

Si hay que establecer alguna norma para proteger el césped se pondrá pero creo que al final las sendas serán razonables y respetuosas sin necesidad de poner carriles vallados.

Saludos

catalina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jesús Castro Rodríguez dijo...

Bueno, que yo entienda como insulto, aquí no se ha insultado a nadie, creo. Quizás si se me ha atacado personalmente, o se ha pretendido juzgarme por mis opiniones, pero nada mas, salvo que se entienda el llamar Sra. o Srta. a alguien del que desconozco su edad y filiación.
Reconozmo mi enorme estupidez por entrar en discusión en cuestiones que no me van a eseñar nada. Espero que se me disculpe la tonteria cometida.
De resto, espero poder seguir debatiendo sobre el objeto de este blog, en libertad de poder decir lo que pienso y por supuesto en libertad de equivocarme y que se me corrija(Creo que todos te agradecemos eso, Arturo).
Un saludo, y reitero lamento mucho mi estupidez (a veces dejo salir al imbecil que llevo dentro) y el espectáculo.

Victoria Mena dijo...

Senderos de deseo, (desire paths) se llaman esos caminos. Esto es algo muy anglosajón. No he encontrado una referencia fácil en español, ya lo siento.

Victoria Mena dijo...

O si. Senderos de deseo

v dijo...

Querido Jesús:
Me refería a algo muy abstracto, animada por el comentario del doctor Goicoechea sobre la ausencia total de normas en el blog. Yo también creo deseable que exista la mayor libertad para expresarse.

Victoria Mena dijo...

(…) Y tampoco hay que olvidar la capacidad de defenderse de los participantes...

El comentario anterior era mío.

Arturo Goicoechea dijo...

Victoria: gracias por facilitar el término de "senderos de deseo" y el video.

Imitando a Don Miguel de Unamuno que siempre gustaba de dar la vuelta a las frases por si decían algo interesante y complementario diría que también hay "deseos de sendero" para este blog...

Victoria Mena dijo...

Y ahí está usted para conducirnos por el buen camino, valga la contradicción.

Saludos.

Arturo Goicoechea dijo...

Me temo Victoria que cuando el camino ya está a medio hacer algo me aparta de él y me vuelve a meter en la maleza...

Me alegra saber que lo que escribo da risa...