Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Información autocrina, paracrina, endocrina, exocrina


                   Membrana celular (versión supersimplificada)

Un organismo es una "república de células" (Jesús Mosterin), un recinto protegido en el que viven individuos celulares (ciudadanos), desarrollando tareas específicas a cambio de cobijo, seguridad, alimentos. 

Cada individuo celular sigue teniendo pretensiones egoistas de reproducirse sin límite, al margen de las condiciones exigidas por el equilibrio global. Si esa tendencia no estuviera regulada, el organismo se convertiría en algo monstruoso, sin sentido y sin posibilidades de supervivencia. El cáncer es la consecuencia de la reproducción egoista, descontrolada, de la tendencia al individualismo asocial de las células.

En la república celular prima la información abierta. Todos los procesos liberan información. Cada célula libera al exterior moléculas que informan a la propia célula de su estado y modifican, regulan su actividad. La célula autosegrega mensajes hacia sí misma. Tiene autocrinidad. Hay un diálogo continuo del interior de la célula con su exterior. 

La actividad de cada individuo celular influye además de sobre sí mismo (autocrinidad) sobre sus vecinos. Nada de uno es indiferente para los cercanos, comprometidos en tareas y objetivos comunes. Hay información accesible a individuos próximos. Es la información paracrina. También implica diálogo bidireccional entre un individuo y sus vecinos. 

Finalmente los tejidos vierten mensajes que pasan a la corriente sanguínea y generan mensajes que afectan a individuos a distancia. Información endocrina. Hay glándulas especializadas en liberar mensajes endocrinos. Son las clásicas glándulas endocrinas: tiroides, ovarios, hipófisis... Las glándulas endocrinas no liberan mensajes a su aire sino previa orden de centros especializados en evaluar la situación global del organismo. El cerebro es el centro que libera órdenes a las glándulas endocrinas. Podría ser considerado como una superglándula endocrina. También existe un diálogo bidireccional entre lo que el cerebro dispone y lo que las glándulas ejecutan.

Los mensajes químicos (autocrinos, paracrinos y endocrinos) regulan el comportamiento somático interno pero también influyen en la conducta del individuo. Este se convierte en una especie de supercélula que está influido por la información generada por su propio organismo. 

El ámbito de recepción de los mensajes en el individuo es la consciencia. La información cerebral se proyecta en esa misteriosa pantalla en forma de percepciones, estados emocionales, cogniciones y acciones. Es lo que conforma el mundo del YO, lo que sentimos, pensamos y hacemos o deshacemos. También hay diálogo bidireccional continuo entre el cerebro (como representante de los intereses del organismo) y el individuo. Tal como sucede con la célula individual que dialoga consigo misma, con sus vecinas y con los órganos rectores centrales, el individuo dialoga consigo mismo, con sus vecinos y con los órganos centrales sociales. 

El diálogo con uno mismo, el ronroneo mental es un ir y venir de mensajes entre el cerebro y la consciencia. Cada mensaje cerebral se convierte en un automensaje al aflorar a la consciencia (reentrada).

Del interior del organismo sólo sabemos a través de lo que sentimos y pensamos y lo que nos dicen los expertos en interior, los evaluadores externos.

La información es el conjunto de mensajes que fluyen bidireccionalmente en todos los ámbitos: celular, vecindario, organismo, cerebro, individuo, vecindario, expertos, cultura...

El dolor es la consecuencia, a veces, de los mensajes vertidos por células destruidas violentamente en un lugar del organismo y otras por la información vertida por expertos, por la cultura. 

No hay ninguna información fiable. Una simple célula puede liberar falsa información a sí misma, hacia las vecinas o a los órganos centrales. Los órganos centrales pueden liberar información errónea, órdenes equivocadas, evaluaciones erróneas... La supervivencia depende de un complejo equilibrio, rebosante de conflicto de intereses y pulsiones entre los diversos planos, desde el unicelular al social.

- Me duele

- No tiene usted nada

"...Descubren una proteína responsable de generar "señales de dolor". Ello abre la posibilidad de nuevos fármacos..."

Cada vez que modificamos manu militari un componente interno todo el delicado equilibrio de mensajes se tambalea y se reorganiza. El resultado final es impredecible.

- Me han dicho que tengo baja la serotonina. Me han dado un medicamento que la sube...

La serotonina es un mensajero. Si anda baja no es por una insuficiencia de una supuesta glándula que debe fabricarla sino porque la información operante en el sistema expresa una decisión que incluye una serotonina baja.

- Todo esto es muy complejo... ¿No me puede dar una explicación más sencilla?

- No

12 comentarios:

Ani dijo...

Hola Doctor,
hoy, durante el dia, me andaba dando vueltas en la cabeza una pregunta que queria hacerle, que creo esta entrada ha contestado...claro, que luego de leerla 3 veces.

Si la artrosis no produce dolor...como es que mi cerebro se habia enterado que la tenia en la cadera?
Como mando la sensacion de dolor hacia esa zona, antes que la reuma me la diagnosticara con Rx?
Su frase "Todos los procesos liberan informacion", debe responder a esto...
Los huesos de mi cadera enviaron la informacion al cerebro, del desgaste natural, no?

En aquella epoca, la reuma me dijo que la artrosis, grado 2, que tenia en la cadera, no debia dolerme...que habia gente que andaba por ahi con grados mas severos de artrosis y sin nada de dolor.
Toditos los procesos son informados al cerebro-gerente? Que mala suerte...no deberia ser asi.

Corrijame si me equivoco.
Un saludo

Arturo Goicoechea dijo...

Ani: el cerebro no detecta artrosis. Procesa información acumulada a lo largo del tiempo sobre lo que sucede y pudiera suceder en cualquier zona del organismo. En función de ello, valora amenaza sin que tengamos noticia de cómo anda el tema... hasta que, un buen o mal día sentimos dolor ahí, en la cadera.

Ello abre una indagación profesional cuyo resultado es el de unos cambios variables radiológicos a los que denominamos artrosis.

No hay correlación entre los cambios artrósicos y el dolor. Puede haber mucha artrosis y poco dolor y mucho dolor y poca artrosis.

El que sintamos dolor sobre una zona en la que existe una articulación sólo certifica que está activado el programa dolor sobre esa zona...

Es lógico que surja la pregunta de ¿por qué en ese momento y no antes o después? Puede que encontremos la respuesta (tengo una infección articular ahora...) o no encontremos ninguna respuesta fiable. Es mejor quedarse sin respuesta y sin pregunta que con una falsa (y alarmista) respuesta...

Saludos

Cesar dijo...

“No hay ninguna información fiable. Una simple célula puede liberar falsa información a sí misma, hacia las vecinas o a los órganos centrales”. Eso de la perfección del cuerpo humano siempre me pareció algo poco certero desde el momento que comencé a entender la teoría darwiniana, no se, siempre he creído que es una expresión exagerada, somos interesantes no se puede negar pero de eso a la perfección nunca me ha cuadrado. ¿Cómo puede dolerme algo sin explicación si soy perfecto? Tiene toda la razón con lo del dolor provocado por información vertida por expertos y/o cultura, eso de la perfección lo he escuchado muchas veces en programas con contenido “científico”, national geographic, discovery cannel, etc.

Arturo Goicoechea dijo...

Cesar: sostiene el premio Nobel FranÇois Jacobs que la evolución es chapucera. Va haciendo apaños con lo que surge y con lo que dispone previamente.

Tienes razón en ese culto al perfeccionismo volcado a los seres vivos. Realmente la Biología es admirable pero la incertidumbre, el error, forma parte del día a día de los sistemas celulares.

Saludos

Jaime dijo...

Hola
En cuanto a la artrosis y el dolor, en mi casa, concretamente mi madre, tenia terribles dolores en la rodilla: Artrosis... Sin duda, con la edad que tiene y su osteoporosis, algo bastante evidente. Y las radiografias muestran un femur con el extremo bastante desgastado, y la rodilla de aquella manera...
Sin embargo, tras varios años de calvario, hace unos meses el dolor ha desaparecido, aparece esporadicamente y desaparece, no significando ya un calvario. Casualidad o no, la mejoria se percibio a raiz de una visita a la consulta de Arturo,(aunque el"enfermo" era otro),y unas cuantas explicaciones y argumentos acerca del origen del dolor. Sea como sea la artrosis, mejor dicho, los dolores derivados de ella han ido desapareciendo, o al menos permiten hacer una vida normal a mi madre... Ella por supuesto que no corre cinco kilometros diarios, ni hace excesivos esfuerzos fisicos, posiblemente en ese caso su rodilla (o el cerebro...) le avisaria del peligro de forzar unos huesos deteriorados... Pero haciendo vida normal, no duele, no se disparan las alertas...
Espero que te sirva Ani
Saludos


Jaime

Arturo Goicoechea dijo...

Jaime: nunca sabemos si el dolor viene o va por nuestras acciones y convicciones. Me alegra lo de tu madre. Tendrías que aplicarte la lección.

A las "personas mayores" se les cuelga el tópico de que los años duelen, porque sí, porque los huesos están ya desgastados. Es una idea absurda, fomentada y aceptada por todo el mundo y que trae sus consecuencias.

No es fácil cambiar de convicciones a esa edad. Ello demuestra que tu madr es de mente abierta.

Saludos

Ani dijo...

Jaime, gracias por tu comentario...todas las experiencias respecto a esto, me nutren un monton y reafirman todo lo leido en el blog.
Acabo de regresar de hacer una caminata intensa de 2 horas y si...me duele la cadera un poquito, pero no le quiero hacer caso, estoy contenta a pesar del esfuerzo.

Dr Arturo, aquello que comento sobre las personas mayores y el "desgaste de sus huesos" lo constate hace poco con mi madre.

Ella iba feliz a hacer su tai-chi, hasta que le dolio un poquito la espalda, fue a su reuma, el le dijo que "tenia mucha artrosis" y ya no quiere hacer mucho esfuerzo...es decir, la etiqueto de artrosica y ella se arruino. No mas ejercicio...ahora le estoy explicando a ella de que se trata esto, pero veo que me va costar hacerle entender.

Saludos

LOURDES dijo...

Hay dos afirmaciones que, entiendo, son la base para empezar a entender el planteamiento que desde la biología y este blog se hacen del dolor: “El dolor es la consecuencia, a veces, de los mensajes vertidos por células destruidas violentamente en un lugar del organismo y otras por la información vertida por expertos, por la cultura”. Y también esta otra: “"El dolor es una expresión desagradable consciente que emerge del cerebro cuando la suma de toda la información disponible sugiere que usted necesita proteger una zona particular de su cuerpo"( L. Moseley).

Dr, a un padeciente de a pie se le plantean a veces numerosas dudas, a cerca de si un determinado dolor esta “justificado” por necrosis, o si no lo está y es una disfunción cerebral evaluando errónea y anticipadamente una serie de factores.

A mí también me sucede, y he visto, en el blog, que no he sido la única con un cerebro con muchos temores incrustados.
Una cuestión a resolver desde pequeña era que siempre andaba liada con alergias y faringitis, y de mayor también volvió a repetirse: despertar con la garganta inflamada, y dolor en la zona de los senos y dientes, e incluso en la cabeza (sobre todo si la noche anterior había estado en un ambiente de humos) . Las inflamaciones generadas en estas zonas, sobre todo en nariz, son las que siempre me trajeron “de cabeza”. Tengo la curiosidad. ¿Suele suceder esto con frecuencia?

Un saludo.

Arturo Goicoechea dijo...

LOURDES: te remito a las dos afirmaciones que citas. En las circunstancias a las que te refieres, probablemente había más evaluación alarmista que de destrucción de tejidos.

El dolor tiende a ser más intenso y persistente cuando procede de una evaluación alarmista cerebral que cuando lo hace por un episodio inflamatorio.

Un abrazo

Arturo Goicoechea dijo...

Ani: la capacidad invalidante de una información catastrofista y errónea como la que han dado a tu madre es terrible. Siempre fastidia que la información experta mortifique absurdamente a los padecientes pero resulta especialmente sangrante en los ancianos. Les condena a renunciar a la actividad, la ilusión por la vida. Les certifica que sus tejidos ya no aguantan. Se abre así una espiral de dolor, desánimo y punto final...

Lamentable

Saludos

LOURDES dijo...

Recuerdo la campana de Gauss en el libro de "Explain Pain" : dolor crónico representado por una línea más bien plana- persistente e intenso- y el dolor por un suceso necrótico, representado por una línea curva, que una vez que llegaba a su punto más álgido volvía a decrecer.
Un abrazo.

arturo goicoechea dijo...

LOURDES: la realidad impone sus límites (dónde, cuánto, cuándo, qué). La expectativa no tiene límites, especialmente si se adiestra al cerebro a interpretar lo imaginado como real.

Un abrazo