Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

viernes, 22 de octubre de 2010

Epidemias meméticas



Los padecimientos en ocasiones se comportan de modo epidémico. Se extienden entre la población. Varios miembros de un colectivo pueden verse afectados. Familias enteras...

La conducta epidémica del sufrimiento sugiere diversos orígenes: genes, tóxicos, gérmenes, estilos de vida (estrés), emergencia (algo nuevo y misterioso surgiendo de "la vida moderna")...

Los medios de comunicación se prestan a la difusión de todo lo emocionante y difusible. La alarma, el miedo, es una emoción fácilmente activable y contagiosa. 

Homo sapiens (ma non troppo) tiene un cerebro seleccionado para el contagio social. La corteza cerebral humana es un terreno excelente para el chismorreo.

La genética no da, siendo rigurosos, para explicar los brotes de las nuevas epidemias. La selección genética no es tan rápida. Eso no quita para que se hable de los genes como responsables posibles-probables. Estamos en la era genómica...

Los gérmenes siempre andarán por ahí buscándose la vida, seleccionando nuevos prototipos que burlen nuestro sistema inmune y no está de más tenerlos presentes en nuestras reflexiones periepidémicas pero no hay evidencia contrastada de que anden detrás de las epidemias modernas aunque nunca faltan promotores del origen infeccioso (síndrome de fatiga crónica, esquizofrenia...).

La toxicidad ambiental, la degradación de los ecosistemas... existe y puede estar modificando las condiciones  del organismo de muchos sapiens (m.n.t.), volviendo tarumba al sistema psiconeuroinmunendocrino...

¿Por qué no un poco de todo? Genes de vulnerabilidad, estreses, tóxicos, infecciones ocultas, disturbios sistémicos, serotoninas escasas para el trote actual...

- Vale. Tenemos genes, tóxicos, estreses, gérmenes residentes que han aprendido a burlar la vigilancia inmune, el organismo no acaba de hacerse a todo ello, habría que seleccionar (con ingeniería genética) otro genoma, purificar el organismo y el entorno, bloquear con más contundencia la recaptación de la serotonina... De acuerdo. Todo es posible. Los sapiens (m.n.t.) hemos superado situaciones más comprometidas... pero ¿qué me dice de los memes?

- ¿Qué es eso?

- Cultura, información, imitación, contagio social, adoctrinamiento, empatía...

- ¿Qué tiene que ver eso con las enfermedades...?

- Es sólo una hipótesis más... El cerebro humano es imitador, empático, curioso, creyente, alarmista... Un cerebro infantil colocado en un entorno con padecientes está expuesto al contagio del padecimiento. Su sistema inmune y las condiciones higiénicas le protegerán de los gérmenes pero estará expuesto a que lo que sucede a su alrededor colonice sus circuitos cerebrales y provoque la activación de los programas que generan el sufrimiento. Su organismo será sano pero la gestión neuronal del día a día somático estará guiada por el alarmismo...

Estoy al tanto de la información sobre fibromialgia, migraña, síndrome de fatiga crónica... Leo los boletines de las asociaciones de pacientes... No hay ni asomo de una mínima advertencia sobre los riesgos del contagio cultural... Los memes están de enhorabuena. El camino está allanado.

La cultura exige para difundirse cerebros receptivos agrupados en colectivos amedrentados. 

Los padecientes que comprenden los riesgos de la colonización memética, cultural, desarrollan inmunidad, espabilan. Algunos intentan difundir lo que han aprendido en el colectivo al que han pertenecido pero es un intento condenado al fracaso. Son expulsados por incompatibilidad con los credos oficiales.

Los memes, como todo lo que busca replicarse, desarrollan mecanismos que les protegen. Se agrupan en colonias, redes cognitivas que blindan una posible disolución. Los memes de las enfermedades emergentes están vigorosos. Han conseguido una masa crítica de cerebros con neurodeficiencia adquirida.

Dios...

8 comentarios:

LOURDES dijo...

Hola Arturo; he podido comprobar personalmente, cómo la cultura y los memes necesitan para difundirse unos "cerebros receptivos agrupados en colectivos amedrentados". Antes de poner en orden a mi cerebro, mediante la adecuada información, empecé a participar en ciertos foros, y todos, contribuimos sin darnos cuenta a expandir una cultura de enfermedad, aportando cada vez más supuestos desencadenantes del dolor.Tal y como expones en la entrada, fuí de las que intentó difundir la información, aunque lanzando una especie de "globo sonda". La respuesta no podía ser otra: ¿cómo te lo quitaste? Me dí cuenta de lo complicado que era transmitir estos conceptos- neurobiología- en un foro donde los padecientes están acostumbrados solamente a escuchar palabrejas como antiepilépticos, neurolépticos, ergóticos, triptanita. Se siente una gran impotencia: un día fui a la farmacia y ví una chica comprando un conocido ergótico, y la miré, y me entraron unas ganas locas de decirle, pero hija, no sabes lo que estás haciendo... no te lo tomes ....Pero así no funcionan las cosas.
Así que, en el foro, tan solo quise compartir y brindar a los que quisieran la posibilidad de conocer el origen de su dolor, y así lo hice saber, sin volver a entrar más en foros.
Pero foro es "plaza", es televisión, es internet, son revistas. ¿Cómo luchar ya no solo contra los memes, sino contra las anquilosadas ideas de cefalea vascular, desencadenantes como el stress, hormonas....? Están difundidas a mi entender como cualquier información "veraz", como por ejemplo que, si robas es delito.
Como dices en la primera lista del principio del libro de la Migraña, a cerca de las creencias que se cuecen :"es normal que a veces duela la cabeza"; pues partimos de ahí, creo que es lo primero que hay que desmontar.
Saludos, y perdón por la parrafada.

Ani dijo...

Hago mio todo lo que ha escrito Lourdes.

Yo tambien he tratado de difundir
la informacion que Ud. nos transmite, Dr Arturo y no ha habido respuesta. Y la verdad he sentido impotencia e indignacion.

Hay una cultura de enfermedad, difusion de mas "desencadenantes" del dolor, mas "toxicos" en el ambiente, mas y mas paranoia, tooodo nos afecta y nos esta matando de a poquitos, segun ellos, los mismos padecientes.

Si de algo estoy contenta, es de no haberme "enganchado" con medicamentos fuertes. Ya no tomo nada para la fibromialgia.
Tengo amistades de foros que no pueden librarse de la pregabalina, gente que usaba parches de morfina que ahora esta peor, personas que toman 20 pastillas al dia y siguen igual...
El panorama es espantoso.
Y lo peor de todo, hay gente padeciente que ya se siente casi medicos y que hacen mofa de aquel que piense que esta "enfermedad" se puede curar, como se les ocurre!! dicen ellos , si ya es casi una epidemia!!

Como dice Lourdes, es complicado transmitir estos conceptos de neurobiologia y la verdad, por mi salud mental y porque me desgasta, lo hago solo con quien veo, tiene cierta apertura de mente.

Se lo estoy transmitiendo a mi hija de 22,a la que probablemente yo he "alarmado" y... me escucha con atencion, racionaliza . Seguire haciendo mi labor con ella.

Gracias Dr., por leer mi comentario, que para mi, es como un desahogo.

Un saludo

Sol del Val dijo...

Todo el que me conoce lo suficiente sabe de mis años como padeciente de migraña. Era en muchas ocasiones mi tarjeta de presentación.
Yo se bien el trabajo que cuesta desmontar todo lo construido a base de contarle a la gente cuáles son tus desencadenantes, cómo haces cuando llegan las crisis,qué tomas habitualmente , cómo tu vida ha cambiado y se ha adaptado a tu "ser migrañoso" (las personas que tienen migrañas llevan una etiqueta bien aparente colgada de "soy migrañoso" no de "en ocasiones tengo migraña" ).
Por todo lo anterior y, como agradecimiento a lo aprendido y a quien me lo ha enseñado decidí hace tiempo ir difundiendo la información allá donde voy . La mayoría de las veces leo en la cara de la gente la incomprensión e incluso en el caso de algún padeciente el rechazo. Salirse del grupo no es fácil, aporta seguridad , se habla el mismo lenguaje , se manejan los mismos postulados, se tiene un objetivo común y es el contenedor donde se arrojan los deperdicios del malestar físico y psicológico. Es difícil romper con esa pertenencia, máxime cuando suelen estar dirigidos por expertos en el tema, profesionales a la última en investigación, hombres y mujeres a los que debemos tanto...
Estoy de acuerdo con Lourdes y Ani que en determinadas ocasiones sólo cabe callarse y pensar: "si yo te contara...."

elsa psico dijo...

Comparto la opinión de las compañeras. Mi experiencia ante los consejos a otros han sido de fracaso total. Y por no contar la respuesta de los profesionales a los que trato de transmitirle los conocimientos que he adquirido en la rotación con el Dr. Goicoechea. Yo supongo que esto no es una cuestión de tema migrañoso, hoy en dia, sería muy complicado el fenómeno de la serendipia viendo lo cerradas que están las mentes de las personas.

Un saludo.

elsa psico dijo...

Por cierto, quería agradecer al Dr. Goicoechea su ayuda en mi problema de cadera. Estuve a punto de rendirme y ser seducida por el fármaco. Deje de entrenar y me hice amiga del sofa. Las consecuencias dolor, dolor y más dolor. Solución: desterrar los consejos de médicos y fisios de la cultura del descanso y del "esto es malo, esto también, no te muevas, no hagas bici"...Tras dos meses de lucha con mi cerebro, aqui estoy de nuevo y mañana....andaré en bici.

ÁNIMO A TODOS AQUELLOS PADECIENTES. UN SALUDO PARA TI, ELENA. SE PUEDE SALIR

Arturo Goicoechea dijo...

LOURDES, Ani, Sol, Elsa: gracias por vuestros testimonios.

Desgraciadamente, reflejan una realidad dramática: los padecientes no admiten la existencia de una solución. Niegan la realidad de la curación a quien ha tenido el valor de salirse del marco oficial y políticamente correcto.

No toleran que nadie pueda curarse simplemente porque hayan tenido acceso a una información, contraria a la que ellos defienden.

Evidentemente, aceptarlo les deja fuera de juego, les convierte en cómplices del problema y no todo el mundo es capaz de dar un giro de 180º a sus creencias.

La pertenencia a un grupo genera en muchas ocasiones un estigma, un hándicap insuperable.

Desearía ver algún indicio de fragilidad en sus posturas pero me temo que cada vez hay más de lo mismo...

Saludos

Carlos dijo...

Esta parte: "Los medios de comunicación se prestan a la difusión de todo lo emocionante y difusible. La alarma, el miedo, es una emoción fácilmente activable y contagiosa" me ha recordado un post que he leído hoy:

http://museodelaciencia.blogspot.com/2010/10/ofrecerle-queso-alguien-con-migranas-es.html

¿Algo que comentar al respecto?

Un abrazo,

C.

Arturo Goicoechea dijo...

Carlos: las teorías sobre la tiramina y otros componentes de las dietas, como generadoras de migraña, nunca han sido confirmadas experimentalmente aunque siempre se pueden encontrar artículos que las defienden. Lo que te puedo asegurar es que los padecientes que entienden el planteamiento defendido en este blog y tenían crisis con chocolate o queso curado, vuelven a saborearlo sin miedo... y sin migraña.

Saludos