Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

martes, 31 de marzo de 2009

Consiliencia y especialidades neuronales




La red neuronal es un sistema complejo, difícilmente abarcable desde una sola especialidad.  

No hay un cerebro psicológico, otro mental y otro físico. No parece, por tanto, justificado trocear el conocimiento de la actividad neuronal. La trinidad profesional: tres especialidades endiosadas en una especialidad única (por supuesto también endiosada) no existe: cada una va por su lado. 

La migraña es la consecuencia de una disfunción cerebral. Para los neurólogos se trata de un problema de moléculas (genes y neurotransmisores). Los Psiquiatras se desentienden del asunto pues lo suyo es "la mente" y los Psicólogos aportan terapias de adaptación al padecimiento sin construir ninguna doctrina que explique su origen. Eso queda para los neurólogos que son los que, por acuerdo no escrito, son los que entienden de la materia. 

Una actitud convergente (consiliente) propiciaría una dinámica mucho más productiva. 

En el blog iré desgranando comentarios que contengan, de forma desordenada (aparentemente) ideas de apariencia variable (física, mental o psicológica). Espero que con ello se consiga una idea de migraña que permita comprender el núcleo fundamental del encendido anómalo de la tormenta migrañosa: un error en la evaluación de peligro por parte del cerebro. 

¿Qué se quiere decir con esto: que es un problema mental... psicológico... neurológico...? 

Nada de eso y todo a la vez: es una cuestión de neuronas.   

Empieza a ser una obligación moral para los profesionales de la neurona promover teorías que contengan todo el conocimiento disponible sobre su actividad promoviendo encuentros entre las tres grandes ramas de la Neuronología. 

En el momento actual nada hace pensar que esto vaya a suceder, sino, más bien, lo contrario.