Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

martes, 24 de marzo de 2009

Alerta por falsa alarma


Pie de foto: "Fíjate en lo que soy capaz de hacer con Pavlov. Tan pronto como babeo, consigo que sonría y escriba en su cuadernillo".

La razón de ser de la selección y desarrollo evolutivos de las neuronas es la de guardar un rastro de los sucesos (memoria) para responder de una forma más adecuada al mismo estímulo tras comprobar un efecto con la primera exposición.

A mayor desarrollo de la red neuronal, mayor capacidad de memorizar y procesar los datos. 

A partir de una determinada complejidad (número de neuronas y conexiones) emerge la facultad de anticipar los estímulos relevantes por medio de señales neutras, de por sí irrelevantes, pero que preceden o se co-localizan con lo verdaderamente importante. 

Un ejemplo simple que todos recordamos es el del llamado reflejo condicionado clásico de Pavlov: si a un animal se le somete a la exposición de un sonido de campana un poco antes de servirle la comida y se repite la operación varias veces acaba salivando al oir la campana aunque no se haya presentado la comida. Con ello se consigue anticipar la respuesta salivatoria digestiva. 

Si en vez de un estímulo relevante positivo como la comida, se administra uno aversivo como una corriente eléctrica, el sonido de la campana haría que el animal saliera huyendo para protegerse. La huída ante el sonido de la campana le protegería de la aplicación de la corriente. 

La red neuronal humana sigue utilizando los circuitos de bajo nivel que producen el reflejo condicionado clásico pero ha ido acoplando otros de más complejidad que le conceden un mayor poder de anticipación. 

Los estímulos que se acoplan a la respuesta, los llamados estímulos condicionados (los equivalentes al sonido de la campana), pueden ser de cualquier tipo. Una vez presentes, desencadenan la respuesta eficaz anticipadamente. 

Los famosos desencadenantes de la migraña, las falsas alarmas,  pueden desencadenar la respuesta de alerta migrañosa porque están condicionados. Se les atribuye en la red una capacidad de anticipar un suceso negativo. El sonido de la campana no produce salivación ni huída per se. Debe estar acoplado, por convicción (condicionamiento) de que puede predecir un suceso relevante.

La información, a través de la experiencia, la observación y la instrucción, produce grados variables de acoplamiento entre estímulos irrelevantes (viento, chocolate, hormonas, estrés, etc...) y relevantes (dolor, vómitos, intolerancia sensorial...). Si no se descondicionan, estos estímulos siguen activando la misma respuesta. 

En el caso del perro de Pavlov era el propio Pavlov el que confundía a las neuronas del animal. En el cerebro humano es la convicción inducida por la cultura la que "manipula" la relación aparente y falsa de causa-efecto entre comer chocolate y sufrir una migraña.

No es el único mecanismo que explica la migraña. Lo presento como un ejemplo elemental de construcción de falsas alarma. Sorprendentemente, en las reflexiones oficiales de genes, neurotransmisores y desencadenantes no hay la más mínima referencia a procesos tan básicos de aprendizaje como el del reflejo condicionado. 

Para los neurólogos, al parecer, no existe la Neurofisiología.

6 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Me encantó ese perro sabio.
Nunca había reflexionado sobre esa probable cuasa de Migrañ

Arturo Goicoechea dijo...

Conocí a un perro que sacaba a pasear al amo todos los días. Bastaba con ladrar un poco y mover la cola. Homo sapiens es un animal domesticado por la cultura. El superorganismo cultural pone las señales desencadenantes y nosotros procedemos con la ficción de que decidimos hacerlo por nuestra propia voluntad. (es una caricatura, claro...)

Charlines dijo...

Hola Arturo, no se si leerás este comentario de una entrada tan antigua.

Mi pregunta es, ¿si los desencadenantes de la migraña son producto de un reflejo condicionado, en algún momento la persona a tenido que vivir una experiencia que provoque ese condicionamiento. Es decir, si fuese simplemente por la educación recibida en la que te dicen que el chocolate da dolor de cabeza, todos tendríamos en menor o mayor medida dolor de cabeza al tomar chocolate (por suerte que no es así). Algo tendrá que haber que establezca ese reflejo condicionado que no lo hay en las personas que no tienen migraña.

Una teoría interesante es la de la sensibilización del núcleo del trigémino, por ejemplo por una disfunción menor de la columna cervical superior. Actualmente estoy aplicando una técnica de terapia manual que busca desensibilizar ese núcleo con el tto de la disfunción cervical y estoy teniendo resultados muy prometedores en 2-3 sesiones de tto.

Gracias!

Arturo Goicoechea dijo...

Charlines: el proceso de construcción de creencias de la red neuronal está influido por múltiples factores y se produce de forma inconsciente. Sólo sabemos de él por sus efectos.

La teoría de la sensibilización del trigémino es objeto de culto de neurólogos y, por lo que veo, fisioterapeutas. Los neurólogos sostienen que son las terminales meníngeas trigeminales las que se sensibilizan (por el estrés y demás) y bombardean el núcleo, luego el tálamo y finalmente el cerebro.

Tu propuesta sitúa el origen de la sensibilización en el impacto de la disfunción cervical sobre el núcleo trigeminal.

En mi opinión, la sensibilización se produce en el cerebro, por construcción de expectativas y creencias, influidas por genes, experiencia, observación de experiencias ajenas e información experta.

Al aplicar la terapia y comprobar la aparente eficacia, se refuerza la creencia en el papel de la disfunción cervical, lógicamente.

Estamos en el mundo de lo que creemos, profesionales y pacientes...

Yo he cambiado mis creencias a lo largo del tiempo y supongo que también te pasará a tí lo mismo...

No te voy a decir si la teoría de la disfunción cervical es verdadera o falsa. Sólo te comento que las apariencias nos engañan a todos y que es bueno tenerlo en cuenta

Rafa dijo...

Muy interesante viñeta la del perro.
Sin embargo no estoy de acuerdo con su teoría, al menos no por completo.
En migrañas de origen vascular la histamina procedente del chocolate podría tener un efecto vasodilatador; (recordemos que en su tratamiento usamos fármacos que hacen todo lo contrario, como los triptanes o los ergóticos).
En una cefalea tensional su explicación creo que sí podría darse en algunos pacientes, con mucha variabilidad, aunque más bien desencadenada por el estrés, y como todos sabemos el estrés en sí se puede desencadenar por muchas situaciones y muchas de ellas pueden haber sido condicionadas en cada individuo.

arco dijo...

Hola Rafa, la teoría vascular de la migraña a día de hoy está descartada como causa, al menos como causa única. En un estudio se midió la vasodilatacion de la arteria cerebral media en padecientes, durante el ataque y fuera del ataque, y aunque algunos mostraron vasodilatación en el lado del ataque, hubieron otros que no mostraron actividad vascular y otros que incluso tuvieron vasoconstricción.

Además la dilatación de las arterias, se ha visto que está en torno al 9%, algo que realmente es poco para crear ese cuadro.

Hay 3 factores que apoyaban el origen vascular de la migraña que son, la característica pulsátil del dolor migrañoso, un estudio donde un paciente consciente, se le introdujo un globo inravascular y se dilató, y al dilatar diferentes partes de la arteria cerebral, producía dolor de cabeza en diferentes sitios, siendo la cerebral media la que parecía dar ese dolor en el ojo característico.

Junto con los triptanes, que se les supone un efecto vasoconstrictor, y que al ser "efectivos" en migrañosos, se dedujo/confirmó que el problema es vascular.

Sin embargo los triptanes no funciona en todos y una vez el dolor está instaurado no funciona. Si el problema fuera la vasodilatación, debería ser efectivo en cualquier caso no?

Pero se sabe que los triptanes tienen un efecto desensibilizante al menos en el núcleo trigémino cervical, que podría explicar el que no se produjera el ataque. No sé si a nivel cerebral podría ser similar.

Por lo que en vista de esto parece que el elemento vascular puede ser el desencadenante, pero da igual vasocnstricción que dilatación, parece que ese efecto mecánico en las paredes arteriales en un cerebro sensibilizado se interpreta como una dilatación o constricción exageradas y por lo tanto se percibe una amenaza y duele.

Por eso la teoría de la sensibilización está aceptada(aunque no por todos), y dentro de los que hablan de la sensibilzación si esta es intra o extra cerebral.

Pero parece que lo que está claro es que el origen vascular en cuanto a la dilatación no está demostrado.

Quizás Arturo podría añadir algo más que yo no sepa o corregir si estoy equivocado.

Saludos