Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

sábado, 19 de febrero de 2011

Cante orondo en las ondas




Onda Cero. Julia Otero entrevista a Carlos Belmonte, un prestigioso investigador de
sensores de daño (receptores situados en las terminales de las neuronas encargadas de detectar estados y agentes potencialmente dañinos).

"...El 95% de los dolores son controlables. El que no se esté consiguiendo es por culpa de varios tabúes sobre utilización de morfina..."

Para el neurocientífico prácticamente todos los dolores surgen de estados de lesión de tejidos y debieran remitir con un buen uso de la morfina. Si no lo hacen es porque no hemos superado tabúes por influencia de la cultura judeocristiana, una cultura que recomendaba, comprensiblemente, resignación sublimada porque no disponía de las herramientas actuales. Creo que ya los babilonios, varios milenios antes de Cristo, utilizaban el opio...

"...el 10% de la población padece
dolores articulares... ¿Quién no ha tenido a partir de cierta edad dolor de espalda?..."

Belmonte respira periferalismo. Sitúa el origen del dolor allí donde se siente, en este caso en columna, rodillas o caderas. Da por sentado que los receptores, en los que es reconocido experto, lo detectan e informan sobre su presencia al cerebro, donde el dolor se hace consciente... Aplicando morfina bloqueamos el flujo de información dolorosa procedente de articulaciones envejecidas y desgastadas. El que sufre "estúpidamente" es porque él o su médico tiene prejuicios trasnochados judeocristianos sobre utilización de morfina.

"...el dolor crónico, el llamado dolor neuropático, se produce porque el
sistema del dolor (?) funciona mal... produce un dolor que no es real (??), en el sentido de que no tiene una lesión detrás... (???) "

El investigador identifica dolor crónico con neuropático (????), insiste en la existencia de un "sistema del dolor", afirma que en estos casos el dolor no es real porque no hay lesión. ¿Qué hacemos con las articulaciones desgastadas, la causa más frecuente de dolor crónico, según los periferalistas? ¿Es un dolor neuropático? No entiendo nada...

En fin...sigamos...

...pregunta Julia "eso de que el dolor es subjetivo, ¿qué quiere decir?... porque los médicos a veces insisten en eso"

..."quiere decir poco, quiere decir que no entendemos lo que está pasando..."

Confieso mi incapacidad para entender también lo que quiere decir el sabio en sensores con esta respuesta... No quiero pensar que sugiere que los médicos no entendemos...

Deduzco por el contexto que, para él, el dolor siempre está producido por una lesión, por estímulos "dolorosos" que generan señales dolorosas... luego siempre es objetivo, siempre hay señales nerviosas dolorosas que ascienden hacia la corteza. Las variaciones de la sensación entre individuos se producirían por esos toques emocionales y cognitivos que tiene costumbre acoplar el cerebro. Retoques finales, ropaje, maquillaje...

"...para un neurocientífico, decir que el dolor es subjetivo, no quiere decir gran cosa..."

Decir que el dolor es subjetivo es como afirmar que la nieve es blanca. Una obviedad. La conciencia es un universo privado, absolutamente subjetivo, objetivo en su subjetividad. Lo que vemos, oimos, olemos... es siempre subjetivo. Eso no quiere decir que no existan estímulos periféricos pero no necesariamente son los que imponen su ley. Ni siquiera son necesarios. Tampoco son suficientes. Me temo que entrevistadora y entrevistado atribuyen, arbitrariamente, al término subjetivo el significado de "psicológico, irreal, imaginario..."

Como colofón, una vez "aclarado", precisado y solucionado con morfina a tutiplé el complejo mundo del dolor, pasan a entonar a dúo el inevitable cante orondo de
los espectaculares avances de la neurociencia:

"...podremos borrar recuerdos con una inyección... (ya no necesitaremos psicólogos... apostilla Julia...)..."

" tendremos demasiado poder. Ello planteará problemas éticos..."

"...una señora nos ha llamado para contarnos que tiene un dolor en el trigémino... que debe ser espantoso... es tremendo que exista todavía ese 5% de casos en los que todavía no podemos hacer nada por aliviar el dolor..."


Flaco favor el de esta entrevista. Rebosa conceptos erróneos y confusión en los términos, hace girar al cerebro subjetivo alrededor de la tierra firme, objetiva, de la lesión, promueve el uso confiado y exitoso de la morfina en terrenos donde está demostrada su ineficacia y su poder de generar más dolor del que dicen quitar.

La morfina ha prestado y seguirá prestando valiosos servicios en el alivio del dolor asociado a daño necrótico pero su uso está cuestionado, cuando no desaconsejado, en dolor crónico.

- Buenos días... vengo a que me quite el dolor... He oído en Onda Cero que estoy haciendo el tonto...

Por esta vez... Julia en la Onda... cero.

33 comentarios:

villovi dijo...

Siempre habrán distintas formas de ver las mismas cosas. Lo preocupante es que sean tan diametralmente opuestas... y más todavía si viene de un "experto". Dice muy poco a nuestro favor.

Precisamente ayer hablábamos del desconocimiento en términos generales de esta forma de entender la medicina (o la salud) y hoy nos ilustras con esta entrevista cuanto menos inquietante.

¿Qué se esta haciendo mal?

Arturo Goicoechea dijo...

Villovi: creo que el problema surge del modo en que se organizan las redes jerárquicas en relación a méritos y dedocracias. Actualmente los baremos dependen mucho de la esponsorización por la Industria biosanitaria. El modelo biomolecular dispone de cuantiosos fondos para investigar y está aportando mucho conocimiento sobre la química de los procesos. Ello genera la ficción de que todo es química y que todo será controlado con química.

Vemos con grandes lupas las moléculas pero se des-aprecia la visión de conjunto. No hay encuentro entre dispares...

Se equipara ciencia a molecularidad. Un experto en sensores, que desconoce el universo real de los pacientes, dispone de un programa de radio para pontificar sobre algo que desconoce...

Supongo que la lista de factores puede ser realmente de nunca acabar...

Nosotros a seguir con nuestras convicciones e incertidumbres...

Lurdes Sacristán dijo...

Se me han puesto los pelos de punta,la
pena es que todo esto trasciende y, suma y sigue ,qué horror.

julio dijo...

Creí que este individuo, C.B, era más coherente. Cosas que dijo en las ondas con anterioridad y algún escrito parecían indicar que estaban más en tu frecuencia, pero veo que ha perdido la sintonía y sigue perpetuando el mantra dolor=daño. Una pena.
Tu a lo tuyo Arturo y gracias por compartir conocimientos (todos esos dedócratas y jerifantes parecen estar recelosos de compartir)
Saludos tb. a Vicent

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Nada, hombre, si se trata de no sufrir, que eso de que la vida es un valle de lágrimas es cuento. Un piquito aquí, otro allá, y a disfrutar. La hierbita también es buena, terapeuticamente hablando, y si uno tiene que trabajar en altura, ¿porqué no mascar un poquito de coca, o ya que estamos esnifarla? para que sufrir, ¿no?. Si el hombre este en realidad está a la moda, Arturo, lo que ocurre es que tu te has acartonado, hay que ser mas moderno, y si para serlo hay que darle dos patadas a la ciencia, al conocimiento y a lo que sea, pues eso, ¡que vivan las droguitas!!!!.

Arturo Goicoechea dijo...

Lurdes: me gustaría conocer la opinión del Dr Belmonte sobre tu antaño dolorido y ahora bailón pie...

Arturo Goicoechea dijo...

Julio: No es mi intención hacer crítica a personas sino a las ideas que expresan. Aprecio la calidad científica de los trabajos del Dr. Belmonte sobre sensores pero creo que se metió en la entrevista en un terreno que anda algo escaso de rigor conceptual y terminológico. En general hay un excesivo distanciamiento entre las tesis periferalistas (moleculares) y las centrales (evaluativas)

El problema es que era un programa que oyen pacientes y el impacto en el tema del dolor sin daño creo que es negativo.

El mantra dolor=daño hace estragos en las estrategias de los pacientes, tanto para reclamar derechos como para ofrecerles soluciones.

Arturo Goicoechea dijo...

Jesús: siempre ha habido superofertas fantásticas de milagrosos efectos, tanto con perfumes como con pain-killers.

Hay una total ausencia de crítica entre distintas opciones y se respeta tácitamente la posición de todo quisqui aunque estén confrontadas sus ideas

Victoria Mena dijo...

Podremos borrar recuerdos con una inyección...

Con algo tendrá que rellenarse el agujero producido, y si lo que hay es nada... no sé, doctor, eso no suena muy bien.

No sé si se puede hacer de una neurosis traumática una psicosis traumática, pero el modelo de la inyección borradora inquieta lo suyo.

Victoria Mena dijo...

Jajaja JESUS, no le había leido todavía...
Qué razón tiene usted. Es el discurso del buen rollito y la felicidad obligatoria.
¿Que a usted le duele una muela o es infeliz?
Por Dios qué antiguo...

Victoria Mena dijo...

JESUS,
Usted lo había pillado mejor.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Victoria, absolutamente genial, me he reido un buen rato. Si me lo permite voy a utilizar la imagen en alguna entrada nueva en mis blogs.
Saludos.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola Arturo, me he leido lo que se puede leer de tu libro en el enlace del blog, y la verdad, me ha gustado mucho, estoy impaciente porque llegue a mi tienda para leerlo.
No se si en esta entrada o en otra mencionabas que la mayor parte de expertos están de espaldas a la evidencia y te preguntabas el motivo. A mi me parece claro, o al menos tengo clara una posibilidad: es mucho mas complejo tu enfoque y el "poder" del médico mengua, ya que no ofrece soluciones inmediatas y fáciles. Esto, hay muchos profesionales que lo llevan muy mal, por muy diversas razones, entre otras porque el poder conlleva también dinero, y menos quebraderos de cabeza (sobre todo esto último).
¿Cuanto se tarda en recetar algo para el dolor de cabeza?¿cuanto tiempo empleas tu en trabajar con tu paciente?. Es como el ejemplo del prólogo de tu libro:
opción a) darle un calmante o un tranquilizante.
opción b) estar un ratito hablando con ella.
El resultado es el mismo, solo que la opción b) requiere mas esfuerzo, mas dedicación y cariño por lo que se hace, y mas tiempo. La a) es mas sencilla y no se implica uno (con todos los "riesgos" que eso supone).
Lo indiferente que puedas resultar en tu hospital solo evidencia lo avanzado de tu planteamiento, claro que esta es solo mi opinión, y aunque no me tengo como una lumbrera, creo que algunas veces paro alguna cosa inteligente, espero que mi impresión sobre tu forma de entender la medicina y al ser humano, sea una de esas veces.
Un saludo.

Victoria Mena dijo...

JESUS, por supuesto que tiene permiso.
Saludos.

Arturo Goicoechea dijo...

Victoria:Pues sí: hacer un agujero en los archivos no tiene mucho sentido. El cerebro rellenará el vacío, vaya a saber usted con qué. Los experimentos ya se sabe: en casa y con gaseosa... La imagen de los angelotes es desternillante. Lástima que se haya adelantado Jesús...

Jesús: la consulta por dolor me lleva una hora o algo más. Luego se hace una o dos revisiones más. Los que van bien han ido bien y los que no, desaparecen...

Aitor Sáez de Cortazar dijo...

Egunon Arturo:
Estamos ante la típica lucha por la supervivencia entre "memes", con cohortes de "sirvientes" alimentadores y sustentadores de los mismos. Y si como hoy en día los medios de comunicación son claves para la difusión de memes, tanto de los que nos hacen progresar como de los que no, (por desgracia más frecuentes), propongo que los "seguidores" de este blog elevemos a la mediática Julia Otero una reinvidicación para que Arturo Goicoechea sea entrevistado en ese programa, o incluso se propicie un debate entre las dos posturas. Motivos hay de sobra, nuevo libro incluído.

Arturo Goicoechea dijo...

Aitor: hay selección genética y también memética. Los medios de comunicación son potentes vectores de difusión de los memes, pero el agente, en este caso, es el entrevistado.

Dios me libre de promover polémicas. Prefiero los ritmos tranquilos, en tono menor... Estoy convencido de que la divulgación del conocimiento de la red neuronal como sistema que gestiona la información que construye acabará imponiéndose aunque está por medio todo el universo de intereses creados en torno a la salud y el miedo a la enfermedad.

Mi radio de acción es pequeñito y me siento bien en esa pequeña dimensión. Desde ahí procuro divulgar lo que muchos investigadores relatan en sus publicaciones.

LOURDES dijo...

La verdad es que da miedo... tanto dolor subjetivo que se aplaca con morfina...
Si no quieres cafe, hay van dos tazas bien servidas.
Si todo se reduce al "dolor subjetivo" y al remedio de la química ¿ Cómo es que tantos crónicos que están saturados de morfina siguen siendo crónicos?
Ya veo, es que es "subjetivo".. y el padeciente o el profesional no lo aplicaron a tiempo...
La incoherencia en el discurso no se tiene en cuenta mientras esté avalada por la química farmacéutica.
Ahora todos a la cola en la unidad del dolor: ¡¡¡Morfina, morfina!!! o como dice Julio, de la morfina a otro remedio .. qué más da.

Carlos dijo...

Un post copia eferente?

Arturo Goicoechea dijo...

Carlos: he corregido un error ortográfico (horondo con hache en el post original) e, involuntariamente, lo he vuelto a publicar, esta vez sin hache.

Pues sí, es una copia... eferente.

Anónimo dijo...

Arturo: dices que se "genera la ficción de que todo es química y que todo será controlado con química". Desde luego creo que el descubrimiento de procesos de sensibilización central del dolor ha supuesto un gran avance para la comprensión del dolor crónico, desligándolo de la lesión periférica. Pero ¿son los pensamientos otra cosa que química? Espíritu no ¿verdad? Si la “pedagogía del dolor” tiene su efecto es porque se trata de un efecto químico.

Te leo con interés y estoy de acuerdo en mucho de lo que cuentas. Si embargo creo que una explicación demasiado “psicologicista” (perdón por el “palabro”) puede despistar. Hablar, por ejemplo, de varios cerebros y todo eso. No sé. Me recuerda a veces a las batallitas de Freud. Si se trata de una analogía sin intención muy científica, vale. Pero lo cortés no quita lo valiente. Química son los fármacos, química son los pensamientos y química es la influencia que la sociedad tiene en nosotros. Saberlo no nos hace menos humanos.

Victoria Mena dijo...

Don Anónimo,

Para poder seguir sus comentarios sería interesante que dispusiera de un nombre, que no hace falta que sea real, naturalmente.

Para ello basta con pinchar en la casilla "Nombre/URL" y escribir el que quiera.

Don Anónimo dijo...

Me gusta Don Anónimo

Victoria Mena dijo...

Lo mismo le digo, don Anónimo al que le gusta Don Anónimo.

Victoria Mena dijo...

Tiene usted razón, está muy bien Don Anónimo.

arturo goicoechea dijo...

Don Anonimo: comparto plenamente la idea de que todo es química.Soy radicalmente materialista. MSólo materia y energía... pero informadas, organizadas en tiempo y espacio. Una idea produce transformaciones químicas complejas. Sus efectos no podrán ser contrarrestados con una molécula en una pastilla quer entra al organismo y hace un efecto no selectivo. Tomar una pastilla es algo más que incorporar una molécual. También es una expectativa que induce una compleja cadena de reajustes químicos.

Lo de los cerebros varios sólo quiere expresar la idea obvia de que las respuestas cerebrales están adaptadas específicamente a momentos, lugares y circunstancias. La variación continua de la realidad hace que el cerebro también esté librando un continuo baile de posibles respuestas, que compiten entre ellas (darwinismo neuronal).

Comprendo que algunas reflexiones puedan dar lugar a interpretaciones psicologicistas pero creo que no están justificadas. Intento moverme dentro de los marcos biológicos estrictos.

Saludos

arturo goicoechea dijo...

Victoria Mena: agradezco la recomendación de utilizar una seña de identidad. De otro modo no es posible seguir la pista a las reflexiones de los lectores. Bastante problema tenemos con los cerebros varios para complicarlo aún más con los anónimos varios...


Saludos

Don Anónimo dijo...

De acuerdo en lo del efecto no-selectivo de los fármacos. Pero la interacción con las personas tampoco tiene un efecto muy selectivo. Puede que el paciente desconfíe del sanitario porque lleva barba o coleta o no le guste su ropa o su tono de voz o la luz de la consulta.
Eso no resta valor a la interacción y al cuidado que se pone en ella. Sin embargo, creo que hay que ser modestos en cuanto a sus efectos. La confianza excesiva en la información es tan absurda como la confianza excesiva en las pastillas. El mejor ejemplo es la adicción al tabaco: el fumador conoce los males que provocan los cigarros y no deja de fumar.
Toda ayuda es poca para luchar contra el dolor. No creo que "Pastillas frente a Pedagogía" sea un discurso adecuado. ¿Por qué no "las pastillas adecuadas en la dosis adecuada junto a la pedagogía"?

arturo goicoechea dijo...

Don Anonimo: la información tiene acciones específicas e inespecíficas. El objetivo de la pedagogía es facilitar al ciudadano, porque tiene derecho a ello, una información actualizada sobre biología del dolor. Los conceptos habituales sobre interpretación del dolor son incorrectos y alimentan la estructura cerebral errónea evaluativa que genera innecesariamente el dolor.

Los estudios sobre indicación y eficacia de los analgésicos en el dolor no asociado a daño en los tejidos son bastante deprimentes.

La decisión de tomar analgésicos es del paciente, una vez que le hemos facilitado la información sobre la neurobiología de la percepción dolorosa.

La evolución favorable incluye más conocimiento, menos fármacos y menos dolor.

No todos los casos van bien, por supuesto. Tampoco han ido bien con todos los fármacos habidos y por haber, agujas... etc. Atiendo a pacientes que ya han probado todo y están desesperados. Ellos mismos cuentan que los fármacos no les ayudan.

Saludos

NEURIWOMAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Don Anónimo dijo...

Neuriwoman: no acabo de entender por qué te metes conmigo. Si se reconoce a la gente "por sus palabras y por sus ideas", pues ya está. Sin prejuicios. No hace falta saber el oficio, el estado civil o la nacionalidad.
Internet es grande por eso. Caben también los que están encantados de conocerse, se colocan un nombre más o menos ocurrente y se lanzan a la red a cabalgar sobre su personaje.
Me gusta ser anónimo. Supongo que a tí te gusta lo de "Neuriwoman". Hay gente pa tó.

NEURIWOMAN dijo...

...

arturo goicoechea dijo...

Don Anonimo: el respeto al anonimato está garantizado con el pseudónimo que uno guste, en el que no se obliga a incluir ningún dato personal. Como escribiente del blog prefiero evitar la etiqueta "anónimo" pues ello imposibilita dar sentido a los comentarios, al ignorarse si proceden de una o varias personas.

Por supuesto respeto y aprecio la libertad de Internet. Lo dejo a criterio del lector, una vez expresada mi opinión.

Saludos