Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

martes, 26 de abril de 2011

Pinchazos



Una de las muchas formas de dañarse es con objetos punzantes. Los recursos defensivos de la red neuronal se han seleccionado para afrontar situaciones concretas de peligro. En la naturaleza hay objetos punzantes: espinas, astillas, pinchos. Pueden contactar con nuestra superficie y crear problemas. Las neuronas detectoras de nocividad (nociceptores) están capacitadas para localizar con toda precisión la agresión por un objeto punzante y liberar una respuesta motora de pinza que, incluso con ojos cerrados, elimina el agresor puntiagudo.

En interior no hay nada equivalente a los pinchos ni tiene sentido una acción defensiva de pinza. Los sucesos agresivos internos no tienen precisión de localización ni el dolor sirve para saber dónde se está produciendo exactamente el problema.

El dolor se expresa frecuentemente en forma de pinchazo sin necesidad de que hayamos sufrido una agresión con algo puntiagudo. Es un dolor vivo, muy localizado, intenso, pasajero. Habitualmente genera ansiedad por su carácter extraño. Puede haber pinchazos por todas partes. Son frecuentes en la cabeza y en el tórax. 

El pinchazo fuerza la consulta por la preocupación por el posible origen. Las características punzantes para los profesionales son signo de banalidad, de ausencia de organicidad... una vez descartados los objetos punzantes en el lugar del pinchazo.

En la época en que todo era interpretado como vascular se decía que los pinchazos estaban producidos por espasmos arteriales, sin ningún fundamento. Se recurre también a la explicación del espasmo muscular pero los problemas musculares generan un dolor muy distinto, mal localizado, sordo.

Tras los pinchazos habitualmente no hay nada anormal. Sólo un escape de percepción dolorosa desde un sistema nociceptivo en alerta, en ausencia de daño.

El pinchazo puede resultar molesto pero no debe preocupar. Si las dudas persisten es inevitable la consulta. No recuerdo ningún caso en el que alguien con pinchazos tuviera algo. Se solicitaban Escaneres para solventar la duda e invariablemente eran normales.

Los pinchazos son frecuentes, molestos, inquietantes... Las apariencias engañan, una vez más. Los pinchazos habitualmente son banales y lo único que indican es que hay una alerta activada en una zona.

4 comentarios:

DDmx dijo...

Yo los tengo en el pulmón.

sofia dijo...

Estimado Arturo;
antes he escrito un comentario, pero creo que no lo he hecho bien, porque no lo veo en el blog..
Quería decirte, que gracias por publicar "pinchazos". Como bien dices los pinchazos son molestos e inquietantes, yo añadiría que son como descargas eléctricas, continuas,que a mi me hacen encogerme cada vez que viene uno. Porque son intermitentes, pero contínuos. ¿Lo tengo que tratar como la migraña? ¿Se ha activado mi sistema nociceptivo en alerta sin mi permiso, y sin daño? ¿Me está retando mi cerebro?
¿Cuando hablas de la ausencia de organicidad, a qué te refieres?
¿Podrías hablar otro dia del sistema de recompensas xfv?
Muchas gracias por todo, eres de gran ayuda
Sofia

domi dijo...

Que bueno y oportuno esta entrada referida a los pinchazos,veo que le quita importancia, me quedo mas tranquila,por aqui se me quejan mucho de espasmo muscular y le preocupa,ya que le provoca dolor en la extremidad,como se trata esto?
hablando con su cerebro o quizas con algun relajante?
saludos.
Domi

mar dijo...

a mi me dan de vez en cuando en el cogote jj o en la sien, muy fuertes pero duran poco y se pasa mal pero no me preocupa porque sé que no es nada. Muy intersante su entrada de hoy