Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

martes, 5 de abril de 2011

Contractura y contraccion muscular



En el universo del denominado dolor musculoesquelético, independientemente de lo que esto pueda querer decir, se utiliza con frecuencia la palabra contractura.

- Me duele

- Tienes contractura

La contractura abre la justificación para relajar músculos, por ejemplo con masajes. Se supone que un músculo contracturado tiene problemas con su oxigenación ya que cierra los vasos . Ello crea sustancias inconvenientes que contraen más el músculo y generan un círculo vicioso. Eso dicen...

¿Qué es realmente, una contractura?

Habría que preguntarlo a quien utiliza la palabra.

Hablando con propiedad, la contractura indica un acortamiento de tejidos blandos que impiden el juego articular normal. El acortamiento puede provenir de la piel (cicatriz), cápsula articular o del propio músculo.
Si el causante del acortamiento es el músculo se debe, por definición, a una activación del mecanismo de contracción-relajación de las fibras sin que haya habido un estímulo nervioso previo. La contractura muscular sería una consecuencia de un estado de hiperexcitabilidad de las propias fibras musculares.

Existen enfermedades musculares que afectan la delicada trama bioquímica que hace que el músculo se contraiga y luego relaje. Lo ideal es que el músculo sólo se contraiga cuando así se lo ordene un programa neuronal que contiene un propósito, un objetivo. Cada estímulo nervioso desencadena una cadena de reacciones que acaban generando la contracción de las fibras. Tras cada estímulo se recupera la condición normal y queda preparada la fibra para una nueva orden. A veces este delicado mecanismo de contracción-relajación no funciona bien y el trabajo muscular es inadecuado. El músculo permanece acortado más tiempo del necesario.

La contracción muscular es el estado de acortamiento de las fibras musculares generado bien por la propia condición anómala de hiperexcitabilidad del músculo o por efecto de una orden neuronal, adecuada o no, en presencia de patología del Sistema Nervioso Central o en su ausencia.

La consistencia muscular aumentada no permite deducir que ello es debido a una contractura muscular. Un músculo contraído no permite deducir una condición bioquímica inadecuada (mala oxigenación...), un trabajo excesivo sostenido... Habrá que averiguarlo en cada caso. La palpación de un músculo puede evocar dolor. De ello no puede deducirse que el músculo está contracturado ni sometido a condiciones químicas inadecuadas. Sólo podemos constatar la secuencia: "si palpo dice que le duele..." y proceder a acercarse al por qué en cada caso.

El músculo puede estar contraído innecesaria o excesivamente, simplemente porque responde a una orden neuronal errónea, innecesaria, poco económica.

- Estás demasiado contraído. Relájate...

La actividad muscular debiera ser siempre económica. Músculos, los menos posibles para conseguir el objetivo. Sucede lo mismo con los precios y los trámites burocráticos. Lo ideal es encontrar un buen precio para el mismo producto y un escaso papeleo para una gestión.

Hay objetivos mecánicos que necesitan poca contracción muscular. Bastan las propiedades físicas de viscoelasticidad de los tejidos y pequeños toquecitos de pequeños músculos pero el cerebro puede añadir elementos de expectativa, ansiedad, incertidumbre, vulnerabilidad... que emborronan la acción con contracciones musculares innecesarias. Sucede lo mismo con la tensión arterial: aumentos, los justos para conseguir el objetivo de la perfusión de los tejidos. Contracciones musculares, las mínimas para conseguir los objetivos de interactuar con los objetos.

Los fisios son los encargados de evaluar todas estas cuestiones, palpando, moviendo, viendo moverse al paciente, hablando... 

Puede que haya contracturas. Si las hay habrá que averiguar por qué, con cierto rigor. Luego cada cual procede según considere oportuno.

36 comentarios:

DaniV dijo...

Los fisioterapeutas hemos entrado con furza en un mundo complejo como es el del dolor miofascial, sin embargo, muchos conceptos que nos han enseñado con certidumbre en la carrera empiezan a tambalearse cuando se profundiza en el tema del dolor crónico, ¿qué es una contractura? ¿qué es un punto gatillo? ¿realmente aportan suficiente informacion nociceptiva para provocar dolor? ¿por qué mucha gente tiene puntos gatillo y no se entera? ¿por que no hay dolor crónico de musculo liso por arterias contraidas? son muchisimas las preguntas que hay que aclarar y aun no se sabe como acabará este tema tan popular y que nos ha condicinoado tanto como es el dolor miofascial.

Anónimo dijo...

Si "los fisios son los encargados de evaluar todas estas cuestiones", apaga y vámonos. Vemos fantasmas por todas partes: todo paciente está enfermo mientras no se demuestre lo contrario.

DDmx dijo...

A mi me toca ir de por vida, 1 vez al mes al fisio, por una escoliosis.

Arturo Goicoechea dijo...

DaniV: interesantes preguntas. Creo que siempre debe considerarse la interacción compleja de los estados y sucesos locales, potencialmente nocivos y la forma en que son evaluados. No se trata de lo uno o lo otro sino de la interacción entre ambos.

Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

Anonimo: no entiendo el comentario. En el blog tratamos temas de dolor crónico sin daño relevante. En estos casos hay que hacer un abordaje más complejo y con más ópticas que en los sucesos nocivos agudos.

Está claro que hay que descartar daño tisular previamente pero una vez descartado hay que afrontar el tema: si no hay daño relevante por qué duele y por qué existe una disfuncionalidad motriz

Saludos

Ani dijo...

A mi hija de 15, le diagnosticaron hace año y medio, escoliosis con rotación de la columna.

La primera traumatóloga nos asustó que si no mejoraba con la fisioterapia posiblemente habría que operar.

Luego de la fisioterapia (con la que no mejoró) fuimos a otra traumatóloga, la cual desestimó bastante el primer diagnóstico.
Tenía lo que decía la radiografía, más no le iba a dar molestia, dijo, en muucho tiempo.

Mi hija volvió a sus entrenamientos de natación, no le mostré mis temores, más si le dije con timidéz que tenga cuidado con ciertos movimientos.

Con el tiempo conocí el blog del Dr y me zambullí en él.

Ahora, lo que le digo a ella, es que no le tema al movimiento.
No tiene dolores y de vez en cuando le recuerdo que la espalda es una estructura fuerte, robusta y ella... se sigue superando, a pesar del diagnóstico.

Esto de las etiquetas negativas ya lo estoy viendo demasiado, también lo vi cuando a mi madre le dijeron que su artrosis era avanzada y dejó de hacer el tai chi que tanto le gustaba.

Saludos

domi dijo...

Hola Don.Arturo,mucho dolor en la rodilla y pantorrilla,pensando que podia ser por la secuela del ictus fuimos a urgencias con la intencion de que le hicieran una RMN,por si la lesion hubiera empeorado,le diagnosticaron Atrofia muscular del cuadriceps de la pierna izquierda y lumbocialgia, no hubo forma de que se la hiciera,nos vinimos para casa sin saber el alcance de la lesion.Tiene algo de atrofia pero no para ocasionarle tanto dolor ,localizado en rodilla sobre-todo,que mas se puede hacer?
con un combinado de analgesicos parece que no le duele tanto pero claro eso es pan para hoy y hambre para mañana ,ya que en el momento que deje los calmantes ,me temo que todo vuelva a lo pasado,

Anónimo dijo...

Somos sobretodo los fisios los que diagnosticamos enfermedades de tan dudosa realidad como el síndrome del dolor miofascial, las restricciones miofasciales, o las contracturas musculares. De ahí mi comentario.

Los fisios tenemos que ser fundamentalmente profesionales sanitarios. No nos dedicamos a lo que ahora se llama el "bienestar". Si se tiene fisio como se tiene peluquero o entrenador personal, algo no se está bien planteando. Si se tienen cargados los trapecios después de trabajar se está cansado, no se tiene una enfermedad. Si se va al fisio a que "descargue" los músculos como si fuera un deportista profesional, existe un problema: no aceptar que el cansancio muscular y el dolor relacionado es la cosa más normal del mundo.

Arturo Goicoechea dijo...

Anonimo: entendido. Gracias por la aclaración

rai dijo...

Comprendo a Anónimo en lo que quiere decir y pienso como él que se tiene fisio como se tiene peluquero ( muchas veces ), creo que muchos fisios hemos entrado en un juego peligroso por fidelizar a pacientes y hemos hecho ver fantasmas y hemos visto fantasmas para no acabar con el negocio. Como autocrítica y ya que es un blog en el que la pedagogía y conocimiento son la base, debemos de girar hacia este enfoque más científico y razonado aunque nos cueste algo a cambio.

arco dijo...

Ani, antes que nada escoliosis por definición comporta una rotación vertebral. Si no, sería una actitud escoliótica.

Una escoliosis en sí misma no es causa de dolor de espalda. Pero como en todo, una espalda rectilínea es tan difícil de ver que cuando a alguien que le dolía la espalda lo único que aparecía era una "escoliosis" lo achacaban a eso. Es decir asociaban una imagen a una sintomatología, cosa que sabemos de sobra que no es así.

Las escoliosis leves (< de 20-25º), no suelen dar problemas y se les recomienda actividad para que sea móvil. Vamos que siga siendo una espalda normal como es. He visto escoliosis de 45º totalmente asintomáticas.Así pues es un diagnóstico radiológico, pero no es una patología, sería una desviación de la normalidad.

arco dijo...

Debemos recordar que los fisios no diagnosticamos. Eso es trabajo y responsabilidad del médico. Nosotros los fisios hacemos una evaluación en base al diagnóstico del médico y a eso le llamamos diagnóstico fisioterápico, que no es contrario al médico.
Ejemplo: diagnóstico médico: Lumbalgia mecánica Diagnóstico fisioterápico: Disminución de la movilidad en flexión lumbar por acortamiento de musculatura isquiotibial.

El médico puede prescribir además "Fortalecimiento de cuadriceps" y el fisio atendiendo al problema, al paciente y a su estado tras una valoración del músculo decidir qué tipo de ejercicio le va mejor.

Por otro lado, cuando terminé la carrera allá por el año 92, internet no existía, y en el 95 aún nos tocaba ir a la facultad de medicina para pedir abstracts de estudios científicos que te daban en un diskette de 2 MB y que tardaban 1 semana en darte.

Es decir, que hace muy muy poco que la ciencia es accesible a todos, y no es que sea joven, es un bebé. La velocidad y capacidad de comunicación de todos con todos ha hecho que haya un desarrollo vertiginosos de nuestra capacidad de razonamiento y no nos conformemos con lo establecido. Hoy en día las etiquetas diagnósticas que se usan son muy antiguas y sabemos que son poco útiles e incluso perjudican, pero ante la falta de algo mejor, siguen siendo la referencia, tanto para el diagnóstico como para la investigación.

Hoy en día pocos usan los infrarrojos, ultrasonidos etc, pero hace unos años el que no lo usaba era raro. Ahora no nos conformamos con que nos digan que si hacemos la técnica de fulanito curamos todos los problemas. Exigimos una razonamiento, una explicación. Eso en sí es un avance, que no nos creamos lo que nos dicen. Y por eso, es bueno que nos sigamos preguntando cosas y no nos conformemos con el porque lo digo yo.

Pero desgraciadamente, como en todos los campos de la vida, ante la unanimidad a la hora de poner nombres, cada uno nos inventamos el nuestro, y por eso lo que una llama contractura el otro le llama punto gatillo, y el otro síndrome de dolor miofascial,... Y aunque es un error por la dificultad de unificar criterios, si el que le llama punto gatillo lo hace en base a unos criterios, y eso nos da un tratamiento específico, y funciona, pues eso será fiable (repetible) si todos los que usan ese término lo hacen en base a unos mismos criterios. El problema es mezclar (ya lo decía mi padre con el alcohol), y eso es lo que hay hoy, el aprendiza de todo que además mezcla, y que lo que es peor se cree maestro y ningunea lo de otros y se sigue cegando con que su verdad es la verdad.

Mucho nos queda a profesionales por cambiar, y a los padecientes. Porque aquí todos somos responsables de lo que tenemos. Pero no nos quejemos, que hoy estamos mucho pero que mucho mejor de lo que estábamos hace 10 años. La información está ahí, la posibilidad de compartir con otros colegas, con pacientes, está ahí, ahora hay que tener voluntad de aceptar que quizás no sepamos tanto como sabemos, que aún podemos aprender, y que si sabemos quizás compartirlo ayude a progresar. Y eso significa reconocer limitaciones, las nuestras, y las del sistema. Y a pesar de que son muchas, por el reconocimiento de ellas es posible poder empezar otro camino.

El peluquero existe porque no queremos que se nos vean las canas y peinarnos a la moda. Antes pelo blanco y moño para las ujeres.El bienestar físico y emocional es un derecho, y con la fisio, la gente no quiere tener dolores. Y nos han enseñado que nosotros los profesionales podemos quitarlos, solo que no nos han enseñado a reconocer cada uno de dónde viene ni cual es la mejor manera de abordarlo. Ese es nuestro reto para el futuro, saber que cada paciente tiene un problema y debemos evaluar cuál es el mejor abordaje para él, y no aplicar la receta de lo mismo vale para todos.

Un saludo

Ani dijo...

Arco,
mil gracias por el comentario, fue muy didáctico.

Saludos

Lightbrite dijo...

Desconozco el significado concreto del dolor miofascial pero por fortuna o por desgracia del dolor cronico he aprendido(y en ello sigo)algo; habeis comentado sobre la manera frívola a la que se ha llegado a utilizar un fisio como quien tiene su peluquero particular ,lo cual por un lado no deja de ser un abuso puesto que se esta utilizando la fisioterapia con un fin enfocado a buscar el placer y no la ayuda de un terapeuta para recuperarse de una lesión(por ejemplo)que se supone que es lo que hace un fisio no? Es cierto que los extremos siempre han sido malos pero señores seamos sinceros a quien no le gustaria tener una persona(suponemos experta)que se dedique a ponernos el cuerpo a punto(en cuanto a tema muscular se refiere)todos los dias siempre y cuando nos lo podamos permitir????
Porque entonces te pregunto Arco, que se supone que debe hacer segun tú una persona que se encuentre en la siguiente situación: debido a una mezcla de su trabajo y su personalidad(por ejemplo) acaba la semana que no puede con su vida con fuertes dolores de espalda y muy "contracturado"; debe renunciar a la posibilidad de sentirse mejor gracias a la ayuda de un fisio porque tiene que ir todas las semanas ya que no quiere sufrir???

Anónimo dijo...

Arco: cuando se habla de bienestar lo mismo vale para todos. Van a un centro privado y pagan por consulta (no por resultados a largo plazo).

"Diagnóstico médico: Lumbalgia mecánica Diagnóstico fisioterápico: Disminución de la movilidad en flexión lumbar por acortamiento de musculatura isquiotibial" (¿justifica ese hallazgo el dolor lumbar?). Lo que decía: vemos fantasmas por todas partes.

Muy de acuerdo en que los fisios somos los que mejor podemos seleccionar la mejor forma de aplicar el tratamiento que prescribe el medico rehabilitador (que es el que sabe de rehabilitación) en función de su diagnóstico.

arco dijo...

lightbrite, creo que me has malinterpretado. Yo no creo que un fisio sea un mero "dador de placer", aunque dentro de nestra labor también esté la de dar un masaje de relax. Pero es una pequeña función. Ha sido anónimo quien ha comentado con frivolidad lo del peluquero, y yo lo que he querido apuntar es que si alguien tiene a "su " fisio, es porque como tú muy bien dices, todos hemos aprendido que hay profesionales que nos dedicamos a mejorar la vida de las personas, cosa que antes, a excepción de los curanderos de la zona no existían, y damos importancia a invertir dinero en profesionales.

Justamente, estoy "defendiendo" que los fisios sabemos lo que hacemos cuando estamos con un paciente, que nuestros tratamientos no son arbritarios, que se intenta que sean lo más específicos posibles, aunque algunos compañeros no estén de acuerdo. Como en toda profesión hay quien está mejor o peor preparado, tienen mayor o menor experiencia, pero todos intentan lo mejor para el que acude en su ayuda.

Por eso lightbrite, creo que no has leído bien mis palabras.

Un saludo

arco dijo...

anonimo, el ejmplo de la ´disminución de la flexión por acortamiento es un ejemplo de "diagnóstico fisioterápico". Fantasmas veo los justos.

Si pudiéramos cobrar por resultados a largo plazo, lo haríamos. Pero desgraciadamente tenemos que cobrar un precio por nuestros trabajo, es decir el tiempo que invierto con cada paciente. El resultado a largo plazo no solo depende de nosotros. Quizás el paciente tenga que corregir posturas, hábitos, hacer ejercicios, realizar el programa que le hemos pautado, es decir que se implique. Como siempre para el que le solucione el problema será barato, para el que no caro, pero desgraciadamente no podemos cuantificar nuestro trabajo en función de resultados. Si operar una espalda vale digamos unos 10.000 euros, si por hacerle un tratamiento a un paciente lo libramos de la cirugía cuánto deberíamos cobrar? 10.000, 5.000?

Es un tema complicado porque no es blanco/negro.

Solo digo que nuestras funciones están perfectamente delimitadas, nuestro trabajo también y que a diferencia de decir que los tratamientos que hacemos son lanzar monedas al aire, sin duda y en los últimos años, eso no es así aunque haya gente que no quiera evolucionar, como en todas partes.

Saludos

Anónimo dijo...

El gran problema es que sólo una pequeñísima parte de los fisioterapeutas trabajamos en la sanidad pública, y en concreto en los hospitales. Un mercado saturado de práctica privada sobrediagnostica porque vive de ello.

En cuanto al bienestar. Si somos los reyes de los tratamientos físicos, es posible que tengamos que denunciar a las prostitutas por intrusismo.

El paso del tiempo no ha mejorado nuestra profesión. Al contrario. Existen más y peores cursos que nunca. Los fisioterapeutas se atreven a poner dietas para curar tendinopatías, y hacen fisioterapia en caballos. Eso no es evolución, es involución. Somos muchos y hay que sacar trabajo de debajo de las piedras. Los fisioterapeutas renunciamos con facilidad a tratamientos de electroterapia de dudosa utilidad, pero nos resistimos a prescindir de técnicas de terapia manual aunque no tengan ni pies de cabeza (los pacientes pagan para que les toquemos).

Amigos pacientes. Si tenéis un dolor que os preocupa no acudáis a un fisio privado. Id a vuestro médico y que os diagnostique. El diagnóstico fisioterápico es agradecido (parece que apunta una causa para el dolor), pero suele ser equivocado.

arco dijo...

No tengo palabras para tu comentario. Me parece todo tan fuera de lugar.
Artueo habla de la incomprensión que ha tenido en su entorno (público). Quizás tú te encuentres en ese grupo que ve a los "otros" como enemigos. Tú encuentras en el hospital a muchos pacientes sobrediagnosticados por profesionales privados. Mi consulta está llena de pacientes que en la pública no les "hacen nada" o no "les resuelven el problema".
Me jacto de no crear dependencia en mis pacientes, loe evalúo les digo si les puedo ayudar o no, y procuro que haya un autotratamiento, basado sobre todo en la educación en su problema.

Y esos pacientes son los que me envían más pacientes.

Por supuesto tengo gente que no puedo ayudar, pero también tengo la suficiente ética para reconocerlo y decírselo al paciente. Y esos pacientes también me mandan pacientes porque he sido sincero y ha sido a partir de un trabajo bien hecho, que no quiere decir que les he curado.

Confundes churras con merinas, yo doy masajes de relajación, no "de placer", si el paciente viene y me dice quiero relajarme con un masaje (que en hospital no me dan).

Confundes el "negocio" de los cursos de posgrado, con que haya profesionales que sigan formándose y mejorando la profesión.

Te sorprendería lo que se puede hacer con animales y fisioterapia (yo mismo era un negador de eso, hasta que ví lo que hacen, impresionante!!).

Y solamente involucionan los que creen que está todo hecho y que hasta que no salga algo mejor ya estoy bien con lo que tengo. Los cambios ocurren pero casi siempre son poco a poco y con mucho esfuerzo, empezando por querer cambiar uno mismo.

Los pacientes seguirán yendo a la privada o a la pública según ellos estimen convenientes, pero tus últimas palabras, me enseñan un cosa y es que de mayor yo no quiero ser como tú. Por eso hasta de esas cosas aprendo y me motivan para seguir aprendiendo y compartiendo.

De verdad que fuera del hospital hay vida.

Un saludo y ánimo.

Arturo Goicoechea dijo...

Relájense señores...

Anónimo dijo...

No te enfades, Arco. Y no seas tan inmodesto: “Me jacto de no crear dependencia en mis pacientes”… “tengo gente que no puedo ayudar, pero también tengo la suficiente ética para reconocerlo y decírselo al paciente”… “hasta de esas cosas aprendo y me motivan para seguir aprendiendo y compartiendo.”
Hago crítica negativa de aspectos de la profesión (quizá de manera algo exagerada, perdón). No te critico a tí personalmente.

¿Y por qué de mayor no quieres ser como yo? ¿No es posible que yo sea más joven que tú?

El debate es bueno. Incluso la ironía. Algo de chispa.

Elefante dijo...

Anónimo:

Por como te diriges con ese "amigos pacientes", veo que eres consciente de donde estás y qué es lo que afirmas tan categóricamente, así que no voy a hacer hincapié en eso.

Pero deberías saber que tal afirmación va a generar polémica y confusión.

Me parece fabuloso que hagas "crítica negativa", como la llamas tú, sobre aspectos de la profesión pero no puedo estar más en desacuerdo contigo.

En primer lugar, y al igual que Arco, solo puedo hablar de mi praxis, no puedo hablar de los demás, pero esa acusación es falsa también en mi caso. Me resulta demasiado evidente que eso ocurra en este y en otros sectores privados. No creo que seamos especialmente perversos. Cuando uno lleva el coche al taller, va al dentista o llama a cualquier técnico para que le repare una avería en casa, tiene en mente una cosa: A este tío le interesa decirme que hace flata arreglar algo. Y como en todo en esta vida, siempre das con getas y con gente de confianza, que tal vez, por tu falta de criterio, te esten engañando pero te fías por la impresión que te genera, así es la vida. Por eso la gente personaliza a "su fisioterapeuta", porque es el de confianza, y la gente no es tonta, a la larga, se quedan con quien convence. Así que no puedo coincidir más con Arco, cuando dice que los pacientes que más te mandan gente son los que solo hizo falta que vinieran una vez o les fuiste sincero y les explicaste los objetivos que se conseguirían con el tratamiento. La clave del éxito es así de simple. Sinceridad y honradez.

En segundo lugar no estoy de acuerdo en tu valoración del diagnósrtico fisioterápico. Nuestra valoración basada en el analisis del movimiento es muy válida, y obviamente a nosotros nos aporta más que el diagnóstico médico en un alto porcentaje de los casos.

En tercer lugar tampoco estoy de acuerdo con tu visión nostálgica de cualquier tiempo pasado fue mejor. Lo siento, pero estamos infinitamente mejor ahora. Coincido contigo en que esa diversidad de cursos a hecho también tocar palos que no nos competen. Supongo que el tiempo pondrá las cosas en su sitio, o eso espero.

Un saludo

Elefante dijo...

Fe de erratas:

"ha hecho"

Arturo Goicoechea dijo...

Agradecería que se extreme siempre la corrección en los comentarios y se eviten juicios personales.

No me gusta que se utilice el anónimo ya que no sabemos si se trata de una o más personas. Se salvaguarda el anonimato utilizando un seudónimo, preferiblemente el mismo, siempre.

Carlos dijo...

@Anónimo:
Si "los fisios son los encargados de evaluar todas estas cuestiones", apaga y vámonos. Vemos fantasmas por todas partes: todo paciente está enfermo mientras no se demuestre lo contrario.

Primera columpiada. Al revés. Los que ven una protusión y AUTOMATICAMENTE le echan la culpa de todo no somos nosotros. Los que utilizan la artrosis como chivo expiatorio, no somos nosotros.

Que algunos fisios se vuelvan locos buscando un origen estructural a una patología que no la tiene (cuando el resto de profesionales que ven a ese enfermo le dan otro origen, distinto, pero estructural al fin y al cabo), no justifica meternos a todos en el mismo saco. Aquí la discusión tiene otro nivel. Hace tiempo que dejamos atrás todo eso.

Somos sobretodo los fisios los que diagnosticamos enfermedades de tan dudosa realidad como el síndrome del dolor miofascial, las restricciones miofasciales, o las contracturas musculares.

Si has leído el artículo, y a poco que lleves trabajando un par de añitos ¿Adivinas de donde salen los diagnósticos de contractura muscular en su inmensa mayoría? redoble de tambores ¡Del médico que nos remite al paciente!

En tu segunda parte de doy la razón, a la peña le mola decir "tengo hora en el fisio" o "en el osteópata", pero muchos no queremos ese tipo de pacientes; cuando preguntan "cuantas veces al mes?" les decimos "ninguna, si haces las cosas bien". Pero claro, de algo hay que vivir cuando mapfre te paga 4€ por un paciente, y algunos, simplemente se cansan de discutir; que quieres un masaje, pues venga, bienvenido sea. Pero no todos somos así.

"Diagnóstico médico: Lumbalgia mecánica Diagnóstico fisioterápico: Disminución de la movilidad en flexión lumbar por acortamiento de musculatura isquiotibial" (¿justifica ese hallazgo el dolor lumbar?). Lo que decía: vemos fantasmas por todas partes.

¿Aún hay gente de esta por ahí? Mala suerte, chico. Creo que a ninguno de los presentes se nos ocurriría decir semejante barbaridad (sobretodo porque el porcentaje de dolor lumbar con causa reconocible no llega ni al 10%).

Amigos pacientes. Si tenéis un dolor que os preocupa no acudáis a un fisio privado. Id a vuestro médico y que os diagnostique. El diagnóstico fisioterápico es agradecido (parece que apunta una causa para el dolor), pero suele ser equivocado.

Llegados a este punto, empiezo a pensar que eres uno de esos rehabilitadores del SERMEF que la lían de vez en cuando en los blogs de fisio. Menudo ejemplo de troll ¿Y tú eres fisio? Me voy a callar lo que pienso porque no quiero incomodar a Arturo con los comentarios, pero "SUELE ESTAR EQUIVOCADO" hablando de la profesión en general, es la mayor burrada que he oído hoy, y he oído muchas.

Otra opción es que, cuando uno trabaja en la pública o en una mutua, hace lo que puede (y lo que le mandan) y tiene que justificarse, muchas veces cargando contra los demás. Espero que sea eso, y que se te pase algún día.

O sólo estás trolleando y no te tenemos que dar más coba, vaya usted a saber.

@Arturo: ¿Por qué será que los que firman Anónimo siempre son los que dicen el mismo tipo de cosas en este blog y en otros?

Arturo Goicoechea dijo...

Carlos: agradezco y suscribo tu extenso comentario. No soy partidario de eliminar ningún comentario pero después de reflexionar sobre lo dicho por Anonimo advierto que tendré en cuenta futuros contenidos y eliminaré aquellos que, según mi criterio, no respeten unas mínimas normas de buenos modos.

Saludos

Anónimo dijo...

Carlos eres ingenioso. Pero deja que los demás también lo intentemos. ¿Qué diablos es "trollear"? Supongo que lenguaje guay para iniciados.

Pues nada, lo dicho. Suerte. Y que sigáis tan encantados de haberos conocido.

Carlos dijo...

@anónimo

Copio y pego de Wikipedia para esclarecimiento general:

Un troll o trol es un vocablo de Internet que describe a una persona que sólo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí.

El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás.

Aunque originalmente el término sólo se refería a la práctica en sí y no a la persona, un desplazamiento metonímico posterior ha hecho que también se aplique a las personas que presuntamente incurren en ese tipo de prácticas. Su origen etimológico más probable evoca la idea de «morder el anzuelo» (troll es un tipo de pesca en inglés).

-----

Por desgracia, seguirles la corriente (o dar de comer al troll, que se suele decir), es algo que no se debe hacer (que es exactamente lo que estoy haciendo yo ahora).

Anónimo dijo...

No encuentro "trollear" en la wikipedia.

Parece que el mejor alimento para un troll es otro troll.

Arturo Goicoechea dijo...

Aviso a los navegantes


Desde el principio me planteé que este fuera un blog abierto, en el que no hubiera que moderar los comentarios ni obligar a los participantes a registrarse en Blogger.

Pero sí que exijo unos mínimos. El primero está expresado más arriba. El segundo es de índole práctica: para poder seguir el hilo de los comentarios es imprescindible que los anónimos no se presenten como anónimos y dispongan de un nombre, que naturalmente no tiene por qué ser real. Para ello basta con pinchar en la casilla "Nombre/URL" y escribir el que quieran.

En lo sucesivo borraré sin contemplaciones todos los comentarios que no vengan identificados con un nick.

arco dijo...

Arturo, un trol es algo que hay que convivir con ello. Ha tocado en el blog, y que sepamos todos que no hay que entrar a sus provocaciones. Se me adelantó Carlos, pero evidentemente su tono ha ido subiendo de tono hasta quitarse la careta.

No dejemos de participar, pero tendremos que convivir con ello. Los padecientes y los que estamos interesado en esto debemos seguir con normalidad y seguir disfrutando de compartir.

Un saludo

Lightbrite dijo...

Lo primero Arco, disculpame si te he malinterpretado no fue mi intención ofender a nadie solo exponer lo que yo había entendido; es cierto como muy bien has dicho en tu ultimo comentario(y con el que estoy completamente de acuerdo)que este espacio bien entendido se supone que es para rebatir reflexionar sobre cuestiones que nos pueden ayudar a todos(a mi humilde modo de ver)ya sea a nivel personal como profesional y por tanto si nos resulta beneficioso por qué recunciar a ello por culpa de comentarios tan desacertados de algún "especimen"(que lo unico que quiere es llamar la atencion?????
Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

Navegantes: espero que las aguas se tranquilicen y todos hagamos un esfuerzo por mantener el ambiente respetuoso y tolerante que exige un blog. Entiendo que hay temas calientes y soy consciente cuando hago una entrada de que pueden saltar chispas pero habría que evitar los incendios.

Mantengo la condición de no aceptar el anónimo ya que genera mucha confusión en el seguimiento de los debates no porque quiera evitar a nadie en concreto.

Saludos y bienvenido sea todo ciudadano que quiera comentar lo que desee siempre que lo expuesto se centre más en las ideas que en los juicios a personas o colectivos.

¡Salud y mala memoria!

Arturo Goicoechea dijo...

Lightbrite: sobre la cuestión de los estiramientos me limito a recoger lo que dicen los investigadores. No es un tema sobre el que tenga experiencia. Cuando se analiza la cuestión desde el punto de vista teórico, experimental y clínico, las conclusiones son muy distintas de lo que parece si uno se limita a ver a todos los deportistas haciendo esos rituales previos de estirar músculos bajo la mirada atenta de los fisios.

El argumento del estiramiento como condición deseable es muy simplón y arbitrario.

Saludos

Carlos dijo...

@Arturo: Amén a eso

Pero os habéis planteado lo difícil que es trabajar con deportistas que "tienen que aprender" que el tema estiramientos, masajes, etc tenía una base más que dudosa? Piensa en un dolor troncular, o en dolores que podrían tener relación con la movilidad del tejido neural, un dolor que simula un esguince de tobillo "mal curado" vs un problema del n. peroneo... un futbolista no se lo traga ni a la de tres...

Ahora estaba releyendo el post con una amiga fisio, y al hilo de los comentarios, me decía que ella ahora está en la fase de "no discutir, y hacer el masaje" porque ve que es una batalla que tiene perdida antes de empezar, y que "está cansada". Es lo que tiene la privada. La gente paga sanitas por sesiones baratas de masajes y calor. El mercado ¿Manda?

Arturo Goicoechea dijo...

Carlos; efectivamente no es fácil navegar contracorriente pero creo qe merece la pena intentarlo. Se comprende perfectamente que, en ocasiones uno atienda al requerimiento de los masajes.