Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

sábado, 5 de diciembre de 2009

Sostienen los neurólogos...





Sostienen los neurólogos que la migraña es una enfermedad cerebral orgánica, de origen genético.


El cerebro de un migrañoso, dicen, es de condición genética hiperexcitable y eso hace que se dispare un (supuesto) "generador de migrañas" escondido en las profundidades del sótano cerebral. Basta un "desencadenante" de los cientos descritos...


Sostienen los neurocientíficos que las creencias y expectativas pueden activar y mantener dolor en ausencia de daño. Las modernas técnicas de neuroimagen así lo confirman.


Dado que las expectativas y creencias son importantes, bueno sería registrárselas a los migrañosos para ver si las que operan en la red pudieran estar implicadas en el encendido de los misteriosos disparos del "generador".


Sostienen los neurólogos que disponemos de fármacos específicos para abortar una crisis de migraña.


No aportan ninguna prueba de que la migraña tenga alguna peculiaridad bioquímica que sea exclusiva de ella y no sea compartida, por ejemplo, con una ciática o un dolor de muelas.


Sostienen los neurocientíficos interesados en el efecto placebo que la administración oculta de un analgésico es muy poco efectiva.


El efecto placebo, dicen los investigadores, es un efecto creencia.


Sostienen los neurólogos que deben identificarse los desencadenantes y evitarse.


Habitualmente los pacientes no identifican desencadenantes a pesar de que los buscan con ahinco.


Sostienen los neurocientíficos que la red neuronal es plástica y que nuestras creencias y expectativas pueden ser modificadas a lo largo de toda la vida.


Puede que si existieran creencias responsables del encendido del generador, si consiguiéramos modificarlas, se acabarían los problemas.


Sostienen los neurólogos que debe tomarse el calmante precozmente ante cualquier asomo de crisis.


Es frecuente que los pacientes acaben tomando calmantes precozmente a diario porque el dolor les obliga a hacerlo para encontrar un respiro.


Sostienen los neurocientíficos que el efecto placebo activa los mismos circuitos neuronales que la morfina administrada desde fuera.


Un buen efecto placebo se consigue con un buen engaño.


Sostienen los neurólogos que si la migraña se hace diaria ello es debido al uso abusivo de analgésicos.


No queda clara, por tanto, la conveniencia de la toma sin remilgos ni demoras de los calmantes, visto lo visto...


Sostienen los neurocientíficos que la cognición (lo que damos por bien sabido) está socializada y que nuestro cerebro construye convicciones según contenidos y recomendaciones de la sociedad en la que vive.


Somos imitadores compulsivos y los mismo copiamos el hábito de fumar que el de tomar clamantes.


Entre lo sostenido y mentado por los neurólogos no hay referencia alguna a lo que los neurocientíficos nos van desvelando sobre procesos básicos cerebrales, por ejemplo, dolor...


Los neurólogos sólo hablan de genes y desencadenantes. Nada de neuronas espejo, aprendizaje social, sistema de recompensa, placebo-nocebo, copia eferente..., necrosis-apoptosis...


Los neurólogos no tienen miedo a lo que creen y predican...


Los neurólogos tienen 10 veces más migraña que la población con creencias migrañosas más tibias...


Los neurólogos creen que esto de las creencias es filosofía.


Lo sostenido por los neurólogos... tiene bemoles...



4 comentarios:

mjt dijo...

He llegado hasta tu blog desde Ciencia Docet. Estoy a punto de cumplir los 61 y me ha hecho mucha gracia lo de "Sostienen los Neurólogos..." Nunca entendí cómo me aparecieron las migrañas desde los 16 hasta los 25 años, con una frecuencia media de 2 por semana. Entonces di a luz a mi primogénito y a continuación desaparecieron. Se presentó una muy fuerte al poco de nacer el segundo, a los 28. Ya no volví a tener ninguna hasta hace 2 años que tuve una aislada mientras padecía una gripe.
Tiene su gracia. Yo me doy respuestas de lo mas peregrinas, relacionadas con el stress y las hormonas, pero curiosamente durante la interminable menopausia tuve de todo excepto jaquecas.
¿Cómo puede remitir un dolor crónico, si lo fuere, de una forma tan radical? Lo cierto es que me considero muy afortunada al respecto. Por cierto la última fue mucho mas suave que el recuerdo que tenía de las anteriores. Un saludo.

Arturo Goicoechea dijo...

mjt: tu relato corrobora que lo que sostienen los neurólogos es insostenible. Lo de los genes, hormonas y demás lo proclaman machaconamente sin que haya ninguna prueba que lo sustente con un mínimo de rigor. Hasta hace poco han estado predicando la teoría vascular (junto a la prescripción de vasoconstrictores) hasta que ha habido tecnología capaz de desmantelarla.

El sistema de defensa neuronal es un sistema predictivo que, desde estados de alerta variables (en función de muchas contingencias), genera probabilidades de sucesos destructivos (necrosis). A veces no hay mas que sospechas organizadas en patrones temporales (dos por semana, por ejemplo).

Según nos vaya y según contextos, las migrañas se toman respiros y resurgen con saña variable.

Cuando el cerebro descubre que no hay peligro o desplaza la atención hacia otras cuestiones, las migrañas pueden desvanecerse. No hay lógica de sucesos ni estados-agentes nocivos. Sólo cálculo de probabilidades sobre razones que ignoramos...

Gracias por la visita y el comentario.

Paco Traver dijo...

Me ha encantado el tratamiento fugal (a dos voces) de esta sonata.

Arturo Goicoechea dijo...

Gracias Paco. Uno no puede ni debe evitar sus conformaciones musicales.

Saludos