Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

jueves, 25 de noviembre de 2010

Recelo



La red neuronal es de natural recelosa. Todo puede resultar nocivo y no siempre a la nocividad se le ve el plumero. Lo relevante está, en muchas ocasiones, integrado, oculto, en una pasta densa de irrelevancia. La señal está mezclada siempre con ruido, la mena con la ganga, el grano con la paja.

Al cerebro de los sapiens (ma non troppo) le gusta procesarlo todo, rumiarlo una y otra vez para dar con alguna clave, una regularidad, que permita destapar relevancias ocultas. 

- Apunte en un diario los días que tiene dolor de cabeza, cuándo, dónde y cuánto... junto a lo que come, lo que hace, lo que piensa... Así podemos descubrir lo que le afecta. 

El cerebro no necesita los diarios del individuo consciente. Sus sistemas de memoria retienen todo cuanto rodea a los eventos significativos para rumiarlo. El cerebro es un enorme diario que anota minuciosamente los sucesos del pasado, presente y futuro.

Cuando sucede algo aversivo todo cuanto rodea al evento queda tocado por la sospecha y es investigado bajo la premisa de que mientras no se demuestre lo contrario todo puede ser responsable. La inocencia hay que demostrarla. La culpabilidad potencial se da por sabida.

El proceso de desvelar culpas está tutelado por los expertos. Cada uno tiene su tesis y empeño en buscarlas en un coto determinado.

- Me duele.

- Es el estrés... 

- Sinusitis

- Necesita gafas

- La articulación témporomandibular

- Las cervicales

- Los puntos gatillo

- La alimentación

- La contaminación

- La vesícula...

Antaño se consideraba que la migraña era cosa de la  vesícula, de sus bilis. Migraña biliar. El padeciente echaba las bilis y hasta los hígados y eso hacía pensar que podía haber piedras en la vesícula...

- Hay que operar...

Los dientes tuvieron también su protagonismo

- Pueden ser los dientes. Los quitamos y vemos...

- Me sigue doliendo

- Pues no, no son los dientes...

En las mujeres el recelo caía sobre sus hormonas

- Los ovarios. Pueden ser los ovarios. Puede que tenga quistes...

Los ovarios acostumbran a tener quistes en diversas fases de evolución...

- Efectivamente, su ovario tenía quistes. Le hemos quitado un buen trozo, el que tenía los quistes más gordos...

 En plena efervescencia del origen vascular ("cefalea vascular") una arteria temporal prominente sobre la sien invitaba a la intervención.

- Tiene la arteria inflamada. Hay que extirparla.

Los niños iniciaban su curriculum de dolor sin daño muchas veces por las tripas. Una y otra vez aparecía el temido sonsonete...

- Me duele la tripa... Voy a vomitar...

El misterio lo desvelaba muchas veces un cirujano vidente 

- Va a ser el apéndice. Hay que operar.

.........

- Ya no ha vuelto a quejarse.

- Tenía apendicitis crónica. El apéndice estaba rojo, inflamado.

Antaño los apéndices se tiraban... hasta que se ordenó su análisis anatomopatológico que, en estos casos invariablemente decía

Apéndice normal.

Ya no hay apendicitis crónica... con lo que fue en su tiempo...

Hay modas, preferencias, empeños, cabezonerías

Ahora la cosa está disputada. El pastel de las causas está muy repartido. El organismo y quien lo habita está bajo sospecha. El individuo se ha vuelto receloso

- YO algo tengo que tener o hacer mal o tuve o hice mal...

La migraña es una enfermedad cerebral congénita, de por vida, sostienen los neurólogos.

- Es usted un migrañoso. No malgaste los empeños en negarlo. Asúmalo, renuncie a la buena vida y acepte la mala, la de las privaciones. Aquí le doy la lista de lo que debe evitar tomar y hacer y lo que no debe dejar de hacer y tomar...

Recele... hágame caso. Aproveche su condición sapiens (m.n.t.) y recele de los receladores...

10 comentarios:

Karen Morrison dijo...

A mí me decían mcuhas de las causas que has señalado, aunque en gran parte también decían que se debía a mi 'depresión'.
En cuanto aparece, en vez de pastillas y tantas cosas, tomo una copa de pisco (la bebida estrella de Perú) y listo.

Un abrazo,
K-M-

Sol del Val dijo...

¡Qué notable diferencia cuando pasas de SER migrañoso a TENER migrañas !.De repente cambia la forma de afrontar el problema y , al menos en mi caso, pasó a ser algo mucho más fácil de manejar, más concreto.
Ya no me presento en nin gún sitio como "soy migrañosa" ( lo cual era muy habitual antes) y, la verdad, tirar esa etiqueta a la basura ha sido una gran liberación.
Un abrazo.

Jose Luis dijo...

Doctor yo llevo mucho tiempo con una especie de mareo cronico y me vieron unos polipos en la vesicula, y un internista me dijo que las abuelas siempre decian que los mareos= mal en la vesicula y me dijo que algo habra de cierto en ello, y me dejo con la mosca en la oreja dudando de si me debo operar paea quitarmela o no.

LOURDES dijo...

Como dice Sol hay que dar irrelevancia a las supuestas relevancias que evalúa el cerebro. En mi caso, las relevancias y recelos también provenían de los dientes, ATM, ovarios, hormonas.... como dice el artículo. Toda una amalgama de desencadenantes. Pero es la única forma, quitar protagonismo a los mismos y dárselo al cerebro, ya que ninguno de ellos pude justificar fisiológica o biológicamente una cefalea.
A veces es complicado. Hoy no he dormido bien, y ha saltado la alarma de peligro ATM: instalar dolor de cabeza y cara.....
Creo que no hay que darle oportunidad ni tan siquiera al alto mando, hay que ponerse en movimiento, de la forma contraria, y que rectifique...que desactive la alarma.
Los episodios de migraña anteriores están registrados y pueden reaparecer ante cualquier estímulo, como los recuerdos, los olores, ….y entiendo que cuanto antes le demos irrelevancia aparecerán con menor frecuencia hasta que dejen de aparecer.
Yo antes también me presentaba con la etiqueta de soy migrañosa, como si fuera una cualidad identificativa, como la de ser médico. ¡Qué alegría no tener esa condición! Ya ni soy migrañosa y raramente tengo migrañas.

Arturo Goicoechea dijo...

Karen : no hay duda de que es una decisión saludable.

¡Salud!

Arturo Goicoechea dijo...

Sol del Val: los neurólogos siguen empeñados en definir la migraña como una condición genética, determinista, algo que se lleva "en la sangre", en EL SER.

Hace tiempo que evito el verbo ser para todos los ámbitos posibles. Hay un sobredimensionamiento de "las esencias" a costa de las existencias y tenencias.

Un abrazo

Arturo Goicoechea dijo...

Jose Luis la vesícula ha sido durante mucho tiempo blanco de todas las acusaciones. Los que animaban la teoría biliar eran, fundamentalmente cirujanos, que eran quienes se prestaban animosos a quitar piedras y arenillas biliares.

Es un residuo de las teorías humorales que antaño explicaban todo.

Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

LOURDES: la fórmula es sencilla: pensar y hacer justo lo contrario de lo que se nos ha dicho.

Un abrazo

Ani dijo...

Y si que la red neuronal es recelosa, todo para ella es nocivo.

Ayer, por hacer un pequeno esfuerzo domestico, me dio un fuerte dolor en la espalda baja y en la cadera...
Y recorde todo lo aprendido, me imagine a mi cerebro llamando a todos los sistemas de mi cuerpo para informarles que hay un posible peligro y que deberia ir a recostarme...
Eso hice un ratito, luego me tome un analgesico y me puse en actividad, a pesar del dolor.

Horas despues mi marido me propuso hacer una caminata, lo cual no hacia hace mucho tiempo...me dije hare lo que pueda...pero, caminamos una hora a ritmo intenso.
Yo.... seguia dudando, le dije a mi marido, me pueden suceder 2 cosas: llegando a la casa me puedo desplomar muerta en la puerta o...termino de convencerme que tengo buena condicion fisica... y sucedio lo segundo, la verdad me senti contenta de haber llegado bien y tambien...de no haberle hecho caso a mi cerebro asustado.

Saludos Dr Goicoechea

Arturo Goicoechea dijo...

Ani: es bueno darse oportunidades para cambiar el chip del miedo a la acció, al movimiento. En los dolores "raquídeos" hay que tratar siempre de hacer aquello que uno tenía pensado hacer, sin miedo, con la convicción de que lo único que puede perjudicar el sistema músculoesquelético es que el cerebro tenga expectativas infundadas de daño.

Saludos