Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

jueves, 5 de mayo de 2011

Es inimaginable no imaginar



El cerebro imagina la realidad, la sueña. La caldera imaginativa está siempre encendida. Las neuronas necesitan un mínimo de actividad para sobrevivir. Si no trabajan pierden terminales de conexión (sinapsis). El proceso imaginativo es un susurro, un cuchicheo, un leve zumbido. De él sobresalen, de cuando en cuando, señales, disparos neuronales que pueden traspasar el límite de lo inconsciente y aflorar en la conciencia en forma de percepciones, sentimientos, emociones, intenciones, reflexiones o decisiones (acciones).

El ronroneo cerebral imaginativo es constructivo. Refuerza o debilita creencias, expectativas, temores y deseos. El material del ronroneo son experiencias propias y ajenas, relatos de pasado, presente y futuro, en definitiva, información. La red neuronal es una tierra más o menos fértil, con conectividad más o menos densa, con más o menos semillas de diversidad variable. 

El carácter social de nuestra especie promueve el monocultivo en la manada, la homogeneidad, el credo identitario. El ronroneo imaginativo deviene monótono, como una salmodia, donde todo es predecible, repetitivo.

Una parte fundamental del ronroneo mental va dirigido a la consideración de todo aquello que pudiera perturbar la integridad física y social del individuo. La incertidumbre echa leña a la caldera y de cuando en cuando aumenta la presión lo suficiente como para generar percepción de dolor o soledad.

El individuo puede y debe intervenir en el proceso imaginativo. El diálogo entre cerebro e individuo existe mientras el cerebro mantiene la vigilia. Cesa en el sueño y se reanuda al despertar. 

Todo lo que el cerebro libera al plano consciente se refleja como un eco desde el individuo hacia los circuitos. El cerebro no conoce de antemano los resultados de sus operaciones y ronroneos hasta que se producen los pasos a la pantalla. No podemos predecir cuándo ni dónde se va a producir un rayo en un día de tormenta.

El individuo se encarga de alimentar a diario con su interacción con la realidad el proceso imaginativo. Busca información, la cocina, selecciona y engulle. A partir de ahí la información es cosa del procesamiento neuronal inconsciente. Si lo comido contiene toxicidad, el cerebro de las tripas la detectará y rechazará con vómitos y diarreas. El cerebro que digiere, analiza la información ingerida, detecta también tóxicos contrarios a lo definido como mensajes aceptables y los elimina como SPAMs, al igual que lo hace el sistema de antivirus del ordenador. 

Realidad y virtualidad, interna y externa, visible e invisible, veraz y falaz calientan y enfrían competitivamente cada segundo de la caldera neuronal.

El dolor no indica daño necesariamente. Sólo tenemos certeza de que si hay dolor el cerebro imagina daño, consumado, inminente o sólo posible. El miedo convierte todo lo posible en inminente: el ascensor puede bloquearse, el avión precipitarse al mar, el alimento estar contaminado, las manos contener gérmenes. El cerebro activa la función "como si" y activa los programas defensivos de huída, bloqueo, refugio, evitación...

Los estados de imaginación cerebral irracionalmente alarmista son responsables de la proyección perceptiva de una realidad virtual amenazante concretada en dolores y otros síntomas.

Imaginar no consiste en forzar una interpretación que uno no cree:

- Voy a pensar que no sucede ni va a suceder nada en la cabeza... a ver si se me quita el dolor... si no es así tendré que tomar el calmante...

Imaginar es dar un empujoncito a lo que sabemos que es cierto (nada sucede ni va a suceder) y centrar la atención en lo que queremos.

- Vaya, otra vez el dolor... es una falsa alarma... ni caso... sigo con lo mío. No voy a tomar un tóxico adictivo para calmar mis circuitos...

No se puede no imaginar. Es una función continua, con o sin conciencia, despierto o dormido, concentrado o pensando en Babia...

¿Qué hay que imaginar? Lo que realmente está pasando...

Generalmente, nada.

9 comentarios:

mar dijo...

Buenos días, esta entrada también me ha gusto mucho, a mi me encanta imaginar soy muy imaginativa y todo el día estoy en las nubes! por cierto..usted cree entonces q es mejor cuando a uno le duele la cabeza (si no es muy fuerte me refiero) pensar: no es nada, y no tomar nada?? yo no suelo tomarlo mi madre me dice q me tome algo q pq sufrir, pero yo siempre me aguanto, soy tonta o hago bien? :)

Arturo Goicoechea dijo...

mar: no se trata de pensar sino de SABER que no pasa nada. Sabemos que el sonido de la sirena de alarma es una falsa alarma y seguimos con lo nuestro. Eso hace que el círculo vicioso de complicidad en el temor (cerebro e individuo al daño y del individuo al dolor) se disuelva. Si no lo hace hasta tomar el calmante eso indica que hay un hermoso efecto nocebo-placebo.

Saludos

mar dijo...

gracias :)

DDmx dijo...

Una herramienta básica, quizá un placebo. Pero bendito sea.

Jaime dijo...

Hola Arturo:
Es cierto que la imaginacion es poderosa, de pequeño, yo por lo menos imaginaba cosas que me hacian sentir bien, y me sentia bien!!... De mayor, a medida que desaparece la fantasia, las imaginaciones ya no son tan bonitas en muchos casos. Se basan en conocimientos o falsos conocimientos... Si sientro presion en la cabeza, imagino una arteria a punto de estallar, si siento un dolor en el pecho, imagino un sobreesfuerzo del corazon, si siento un dolor en el cuello es porque las arterias estan obstruidas segun el cerebro imaginante... Falso conocimiento, falsa creencia apoyada en la imaginacion... Supongo que alguien que nunca ha sabido lo que es un cancer, o desconoce lo que es un ACV, dificilmente puede asociar algunas sensaciones con esas enfermedades... A menudo que adquirimos "conocimiento", o que nos dedicamos a interpretar "como si..." la imaginacion se vuelve peligrosa...
Actualmente he vuelto para atras despues de un periodo bastante asintomatico (la ultima es que me pica el paladar, ademas de todas las demas...)... Decepciona un poco, pero espero asimilar esas malas interpretaciones como lo que son, y volver a relajar mi sistema de alerta, que se dispara con un soplo de viento (es casi literal) desencadenando ansiedades, nerviosisimos, paranoias... Tengo el conocimiento, me falta el convencimiento...
Un saludo, y gracias por no jubilarse de sus fieles seguidores...

paulina dijo...

Dor.Yo llevo unos dias que me duele la pierna derecha a la altura del femur,pero cosa curiosa, solo por la noche cuando me acuesto de ese lado no aguanto ni 5 mntos.Intento pensar que no pasa nada ya que no hay daño y me resisto a no tomar nada,conclusion,sin dormir en toda la noche aguantando el dolorcillo ese,al dia siguente otra vez,pero esta me levanto y le doy algo de calma, conclusion duermo mejor.Ante esto que deberia hacer?seguir aguantando y no dormir o darle algo de alivio para que me deje en paz?
Estas redes neuronales nos hacen polvo.
saludos.
Paulina

iMAM dijo...

Paulina, perdona que me inmiscuya, pero ¿te has preguntado si el dolor desaparece por la pastilla que le das o solo por el hecho de levantarte?
(he entendido que te levantas a por un calmante)

Arturo Goicoechea dijo...

paulina: dedico la entrada de hoy (la toma de La Pastilla) a contestarle

Saludos

Paulina dijo...

Muchas gracias Dor. Ha estado Ud. genial con esta entrada como siempre ,enseguida me he sentido identificada.
me la estudiaré bien.
iMAM:para nada te inmiscuyes, solo se decirte que me duele de verdad y si no me tomo algo, no me deja dormir ese runru, tengo que decir que tampoco es tanto,se aguanta pero me desvela,no creo que me calme el solo hecho de levantarme,si fuera asi me preocuparia,gracias por esta reflexión.
Voy a intentar pensar en otra cosa y dejar la pastilla,.
saludos
Paulina