Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

martes, 7 de septiembre de 2010

Sensores / Sensors



El entorno contiene todo tipo de estados, agentes y sucesos. Los seres vivos obtienen información sobre ellos a través de sensores, proteínas sensibles capaces de sufrir un cambio al contacto con una determinada variación físicoquímica.

Los receptores de la retina son sensibles a las variaciones de la luz reflejada sobre los objetos, los del oído a las ondas mecánicas generadas por las interacciones de los objetos, los del olfato y gusto a moléculas con carga informativa sobre diversos elementos del entorno, apetitivos y/o adversivos...

Hay receptores de luz, receptores mecánicos, receptores térmicos, químicos... y también hay receptores de daño necrótico (consumado o inminente).

El organismo está sembrado de sensores-receptores de necrosis consumada, ubicados en la membrana de neuronas y células del Sistema Inmune específicas, vigilantes, capaces de detectar la muerte celular violenta (necrosis). 

Los receptores de la retina (fotoreceptores) detectan luz, fotones, y los de las neuronas vigilantes (nociceptores) de necrosis detectan señales de necrosis. Si no hay luz no hay activación de fotoreceptores. Si no hay necrosis no hay activación de los sensores de necrosis (Perogrullo).

La célula necrótica pierde la integridad de la membrana y se liberan componentes químicos internos. Los receptores de necrosis los captan y la reacción: moléculas-muerte---sensor de necrosis genera una señal eléctrica que contiene la información sobre el letal suceso, señal eléctrica que es transportada por la neurona a los diversos centros de evaluación y respuesta defensiva.

En la amenaza de necrosis inminente pero no consumada las neuronas y células inmunes vigilantes detectan los estados y agentes peligrosos: temperaturas extremas, gérmenes, estímulos mecánicos, falta de oxígeno, ácidos... Los sensores de la membrana reaccionan con dichos agentes y estados e informan del peligro y de la necesidad de responder a la amenaza. Se producen señales de peligro de necrosis pero no señales de necrosis consumada.

En la necrosis imaginada, probabilística, especulada, no se activan nociceptores por la misma razón que en la oscuridad no se activan los fotoreceptores o en el silencio los receptores del oído.

En ausencia de activación sensorial (luz, ondas sonoras, moléculas aromáticas, calores y fríos extremos, estirones, compresiones mecánicas, normalidad de aporte de oxígeno, pH...) el cerebro puede activar las zonas responsables de la percepción visual, sonora, tactil, olfativa, gustativa y generar una versión leve y evanescente perceptiva. Podemos imaginar sabores, olores, sonidos, imágenes, dolores, hambres...

Habitualmente la ausencia de señal sensorial contiene la función imaginativa, la reduce a algo muy sutil, inconsistente.

Durante el sueño las entradas sensoriales se desconectan. El cerebro imaginativo procesa datos sensoriales pasados y futuros, reales y fantásticos, construye narraciones imposibles, libres... El cerebro sueña, juega con lo real y lo irreal... La percepción se vuelve realista, alucinatoria. No necesita sentidos. Son un obstáculo.

La realidad puede ser vivida o imaginada. Los sentidos sujetan la imaginación pero no siempre lo consiguen.

Si el miedo cerebral a la necrosis puede no basta que no lleguen datos de necrosis consumada o inminente. El miedo cerebral activa la percepción de dolor en aquella zona en la que se presume existe peligro.

Dicen los de la IASP (International Association for the Study of Pain) que el dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable... No estoy de acuerdo. No hace falta experiencia sensorial actual. Los sensores del daño necrótico consumado o inminente pueden estar mudos.

"...La visión es una experiencia sensorial..." No siempre. A veces vemos cosas que no están ahí. No hay activación de fotoreceptores pero lo que vemos es aparentemente real.

- ¿Quiere decir que mi cerebro tiene alucinaciones, desvaríos mentales?

- Efectivamente genera estados alucinatorios de daño necrótico inminente pero no hay desvarío mental, locura. Simplemente, se equivoca. Valora como cierta una amenaza inexistente. No espera a que se produzca la necrosis. Actúa preventivamente. Enciende el dolor...


***




The environment contains all kinds of states, agents and events. Living beings obtain information about them through sensors, sensitive proteins capable of undergoing a change in contact with a particular physicochemical variation.



The receptors of the retina are sensitive to changes in the light reflected on objects; the ear ones, to the mechanical waves generated by interactions of objects; the smell and taste ones, to molecules with information about various elements of the environment, appetitive and/or adverse ...



There are light receptors, mechanical receptors, thermal receptors, chemical receptors... and there are also necrotic damage (consummated or imminent) receptors.



The body is packed with sensors-receptors of consummated necrosis, located in the membrane of specific neurons and immune system cells, vigilant, capable of detecting violent cell death (necrosis).



Receptors of the retina (photoreceptors) detect light, photons, and the vigilant neurons of necrosis (nociceptors) detect signs of necrosis. If there is no light, there is no activation of photoreceptors. If there is no necrosis, there will be no activation of necrosis sensors (truism).



The necrotic cell loses membrane integrity and internal chemicals are released. Necrosis receptors pick them up and the reaction ‘molecules-death---necrosis sensor’ generates an electrical signal that contains information about the deadly incident, an electrical signal that is carried by the neuron to various assessment and defensive response centers.



In threat of imminent but not consummated necrosis, neurons and immune vigilant cells detect dangerous agents and states: extreme temperatures, germs, mechanical stimuli, lack of oxygen, acids... Membrane sensors react to such agents and states and report the hazard and the need to respond to the threat. Signals of necrosis danger are produced, but not signals of consummated necrosis.



In imagined, probabilistic, speculated necrosis, no nociceptors are activated for the same reason as in the dark no photoreceptors are activated or in the silence no ear receivers are activated.



In the absence of sensory activation (light, sound waves, aromatic molecules, extreme hot and cold, stretches, mechanical compressions, insufficient oxygen quantities, pH...) the brain can activate the areas responsible for visual, sound, touch, scent, taste perception, and generate a mild and fading perceptual version. We can imagine tastes, smells, sounds, images, pain, hunger...



Usually the absence of sensory signal contains the imaginative function, it reduces it to something very subtle and inconsistent.



When we sleep, sensory inputs are disconnected. The imaginative brain processes past and future sensory data, real and fantastic, constructs impossible narratives, free ones. The brain dreams, plays with the real and the unreal. The perception becomes realistic, hallucinatory. It doesn’t need any senses. They are an obstacle.



Reality can be experienced or imagined. Senses hold the imagination but don’t always succeed at doing it.



The IASP says (International Association for the Study of Pain) that pain is an unpleasant sensory and emotional experience. I disagree. Current sensory experience is not needed. Consummated or imminent necrotic damage sensors can be mute.



"... Vision is a sensory experience ...". Not always. Sometimes we see things that are not there. There is no activation of photoreceptors, but apparently what we see is real.



- Does this mean that my brain has hallucinations, delusions of mind?



- It creates hallucinatory states of imminent necrotic damage, but not mental delusion or madness. It’s just wrong. It rates some non-existent threats as true. It doesn’t wait until necrosis occurs. It tries to prevent danger. Turn on the pain...

14 comentarios:

oceano_mar dijo...

Muy interesante la entrada Dr Arturo.

Una pregunta de sustrato anatómico sobre lo que Ud expone hoy. Los receptores de la nocividad no son sólo elementos pasivos que reciben la información de sucesos necróticos y la envían de manera ortodrómica al centro de mando, sino que también son elementos activos, pues por vía antidrómica sensibilizan otros receptores, incluso silentes, contribuyendo a la sensibilización periférica.

Mi pregunta es cuál sería el comportamiento anatómico de estos receptores cuando existe una evaluación alucinatoria de necrosis no real. ¿Se sensibilizan también? ¿Por orden central liberarían sustancia P, CGRP, histamina aún en ausencia de necrosis real...? ¿sensibilizan de igual manera recpetores silentes o ergoreceptores?

Muy amable, un abrazo y gracias una vez más por su enorme esfuerzo.

Arturo Goicoechea dijo...

Oceano mar: no tengo respuesta para la pregunta, muy oportuna y lógica. Por lo que sabemos en la migraña, está aumentada la liberación de CGRP. Los receptores de daño están sensibilizados generando respuestas alodínicas hipersensibles. El sistema modulador descendente está en posición facilitadora de la transmisión nociceptiva. Creo que toda la red trabaja de forma integrada, interrelacionada. No tiene sentido que unos tramos estén abiertos y otros cerrados. Se supone que prima la coherencia.

En mi opinión el dolor no precisa de llegada de señal (falsa o real) nociceptiva. En las alucinaciones de otros procesos (esquizofrenia) hay competición entre los circuitos imaginarios y los que procesan los estímulos sensoriales correspondientes. El cerebro da más credibilidad a la especulación que a la comprobación sensorial. Se oyen voces aun cuando no esté corroborado por los sentidos. Manda la convicción especulativa, probabilística.

Espero encontrar algún artículo que nos ayude a encontrar la respuesta pero no tengo evidencias. Me muevo en la especulación.

Saludos

oceano_mar dijo...

Muy amable por la respuesta, Dr.
Para algunas condiciones de dolor musculoesquético cronificado, incluso en ausencia de daño tisular (relevante), como ocurre por ejemplo en algunos casos de epicondilalgia lateral, también se ha observado presencia de CGRP, glutamato... y facilitación de las vías descendentes de la GAPdl (simpatoexcitación), así que supongo que el mecanismo debe actuar, como usted dice, dentro de cierta coherencia. Los estudios no hablan de alucinación necrótica, claro, pero clínica y cuantitativamente se observa presencia de la actividad integrada de la red hacia la facilitación nociceptiva y la construcción del output doloroso.

Cuesta a veces no obstante, pensar que una "alucinación necrótica" pueda generar esta reacción integral, de ahí mi pregunta.

Es sugerente lo que dice de la notoriedad de lo especulativo sobre lo sensorial a nivel cerebral. Supongo, como usted dice, que así ocurre en el caso de la esquizofrenia, pero ¿también es tanto así en sujetos con salud mental conservada?

Entonces, según su criterio ¿la alucinación necrótica guardaría cierta similitud con la esquizofrenia, salvando las distancias? ¿los circuitos imaginarios serían los mismos?

Moviendonos en el terreno especulativo, ¿estos circuitos podrían activar el proceso antes descrito?

Disculpe la ignorancia. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Dice que : El organismo está sembrado de sensores-receptores de necrosis consumada, ubicados en la membrana de neuronas y células del Sistema Inmune específicas, vigilantes, capaces de detectar la muerte celular violenta (necrosis).

Pero tenía entendido que en la cabeza (cerebro) no disponemos de neuronas con receptores para el dolor. ¿Po qué duele la cabeza?.

Saludos

Jaime dijo...

Hola Arturo y oceano_mar:
Leyendoos me pierdo con algunos terminos pero creo que pillo algun concepto. Como sabes Arturo, tengo una sensacion "extraña" en la parte derecha de mi cara, no se explicarlo, parestesia, picor...y se hace cronico. Un medico amigo(no mi medico de cabecera, que me habla de migrañas o neuralgias sin que me duela nada...), no especializado precisamente en Neurologia me habla de algun tipo de epilepsia o de alucinacion... Motivos diversos: stress, ansiedad, conviccion de que algo pasa... No esta claro el desencadenante, pero es algo bastante sutil, no tanto como para no percibirlo, pero suficiente para saber que esta ahi, y ser percibido por los sentidos, o por el cerebro... o una alucinacion...
Me sorprende esta entrada, y la coincidencia. Tambien casualmente, en la entrada, se trata de la vista, sensaciones visuales.Llevo unos dias con dificultad para comodar el ojo, tardo mas de lo habitual, y ademas hoy he tenido dos "sucesos" visuales. El primero por la mañana, con un episodio de vista borrosa, mayor de lo habitual... Despues se ha pasado, previamente, habia sufrido un mareo, con breve cefalea y con dificultad visual al pasar rapidamente de posicion agachado a posicion de pie... Supongo que esto es lo que habitualmente se achaca a "la tension", tambien ha venido acompañado de stress laboral, mi segundo dia de trabajo tras las vacaciones, 9 horas sin parar, la Facultad patas arriba...
Esta tarde, me he asustado (otra vez) aun mas; a veces me ocurren episodios de "perdida de vision", aunque no es exactamente asi, es como si alguien me pasara la mano rapidamente por delante de los ojos, o mis ojos hicieran una pasada rapida de un lado a otro, y recuperasen la normalidad, o se hiciera una especie de fotografia, no se explicarlo... Esta tarde ha sido mas fuerte de lo normal, ha coincidido con un momento de apertura mayor de los ojos y de una cierta subida de la mala hostia (con perdon) por un suceso acontecido, pero generalmente no es asi, no es necesario desencadenante.
Lo he comentado alguna vez con mi medico de cabecera y no hay respuesta, solo que no le de importancia, sin mas pruebas ni elementos de juicio que lo que yo cuento... El oftalmologo dice que veo muy bien y que no necesito gafas por el momento (de lo otro, nada), y el neurologo creo que ni se ha enterado, y se queda en la cefalea tensional, que vale para muchas cosas.
Hablando de sensaciones, percepciones, alucinaciones... ¿podria estar ahi la respuesta? La verdad hoy estoy bastante asustado, me ronda la cabeza ir a urgencias, pero pensandolo friamente, pondran cara extraña y me diran que son los nervios... Ademas aqui son fiestas, asi que en urgencias habra jaleo. Las hemos cambiado hace unos años y probablemente, Arturo, no tengan nada que ver con las que tu recuerdas,aquellas de finales de septiembre eran mucho mas frias.
Sigo buscando respuesta, me gustaria saber si eso que le ocurre a mi vista tiene nombre y apellido, o puede ser la consecuencia de algo, si necesito ir a un espoecialista (otro mas...) o simplemente es una consecuencia de un estado alterado del cerebro.
Un saludo desde mi Pucela en fiestas (ni que decir tiene que estais invitados...)

Arturo Goicoechea dijo...

Anonimo: no existen receptores de dolor en ninguna neurona al igual que no existen receptores de visión en ningún lugar, ni siquiera en los ojos. En su lugar existen los detectores de sucesos y agentes nocivos y de esos hay en el cerebro como en todas partes.

El cerebro proyecta la percepción del dolor en zonas del espacio que ocupa u ocupó el cuerpo (dolor de miembro fantasma) en las que valora amenaza de destrucción necrótica (consumada o potencial-inminente).

En el cerebro no hay fotoreceptores. Están en la retina pero la visión se construye en el cerebro incluso con los ojos cerrados (sueños).

Hay un problema de terminología inadecuada ("receptores de dolor") que nos crea muchos problemas a la hora de captar los conceptos.

Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

Jaime: tomo nota de lo que me cuentas. Tiene el aroma de corresponder al extenso muestrario de lo que el cerebro proyecta en forma de síntomas desde su estado hipervigilante. Algún día tendrás que zanjar la cuestión: "estar o no estar sano". Mientra sigas deshojando la margarita seguirás sufriendo...

arturo goicoechea dijo...

Oceano mar: interpretas correctamente mis reflexiones-propuestas lo cual siempre es de agradecer.

Siempre hay una integración de datos sensoriales on line y evaluacion imaginada probabilística. El conflicto sentidos-cerebro especulativo se inclina en una u otra dirección según los casos.

El concepto de "desvarío mental" lo equiparamos a la locura en la esquizofrenia. Evidentemente en el desvarío mental del dolor crónico no hay locura sino error evaluativo. El ámbito en el que se aplica el desvarío mental de la esquizofrenia está referido a la construcción del YO insertado en el entorno. En el dolor el ámbito es el de la seguridad física frente a la necrosis.

El concepto de desvarío mental lo entiendo como una disfunción evaluativa, narrativa, interpretativa, predictiva...

Ya comenté a algún lector que tanto los esquizofrénicos con alucinaciones como los pacientes con fibromialgia no tienen menos dolor cuando el estímulo se lo aplican ellos mismos. No funciona la copia eferente. Los esquizofrénicos pueden hacerse cosquillas y los pacientes con fibromialgia pueden generarse dolor con sus acciones inofensivas cotidianas. En los dos casos no funciona el filtro perceptivo de la copia.

Saludos

oceano_mar dijo...

Muchas gracias por su nueva respuesta, Dr. Muy interesante el rescate del concepto de copia eferente con el ejemplo que ha puesto.

De alguna manera, la ausencia del filtrado tanto en la esquizofrenia como en la "fibromialgia", ¿pondría en relieve la presencia/dominancia de circuitos de imaginación en la construcción de la realidad por parte del sujeto?
Tiene cierta coherencia y mucho sentido.

Es muy curiosa la analogía. Muchas gracias, un saludo y gracias de nuevo por su esfuerzo.

PD: por cierto, me parece muy acertado la traducción progresiva delas últimas entradas al inglés!

arturo goicoechea dijo...

Oceano mar: una vez más capta perfectamente el significado. Se trata del conflicto entre lo real y lo imaginado.

El trabajo de traducción lo lleva a cabo mi hija pequeña Inés así que vayan para ella los parabienes.

Saludos

Fisiograna dijo...

Gracias por estas estupendas aportaciones. Me gustaría preguntarte si las respuestas inducidas en estados de hipnosis o mas simple, las respuestas fisiológicas locales (cambios de temperatura, relajación muscular, cambios de coloración de la piel...) inducidas por las técnicas de psicoterapia autógena (pej Entrenamiento autógeno) al pensar en una región corporal concreta, ¿sería un ejemplo de estimulación periférica via antidrómica, desde SNC?
Quería añadir también, la desconcertante experiencia que tuve con una chica de 12 años, a la que después de un largo períplo de pruebas y exámenes desde los 8 años, se le diagnósticó un transtorno conversivo. El deterioro progresivo de todo el aparato locomotor inducido por esta somatización, derivó en una tetraplejia....El proceso de recuperación fué lento pero satisfactorio al final (por ahora al menos...). Por lo que recuerdo, estos transtornos son una respuesta defensiva psiquica ante un problema, generalmente traumático, que trata de equilibrar el paciente dirigiendo la atención hacia los síntomas corporales que se van somatizando ¿Este tipo de transtornos nos podría servir de ejemplo de esta via antidrómica?

arturo goicoechea dijo...

fisiograna: planteas dos cuestiones. La primera sobre cambios periféricos en contextos de hipnosis, entrenamiento autógeno, biofeedback... creo que, efectivamente, se expresan a través de la conducción eferente por fibras autonómicas y somatosensorial nociceptiva.

El tema de los síndromes de conversión es distinto. El problema reside en el paso de la programación premotora a la acción. En el cerebro histérico los programas perceptivos, motores... están a disposición de su ejecución. Sólo hace falta voluntad ejecutiva. La función ejecutiva de materialización de lo preparado, no se conoce bien y tiene unas fronteras peligrosas. Desde el punto de vista de neuroimagen funcional la parálisis histérica es similar a la del voluntario al que se le dice "piensa en ejecutar este movimiento pero no lo ejecutes". La conclusión que podemos sacar de ello es siempre aventurada. Unos consideran que hay manipulación consciente de la voluntad y otros sostienen que hay una disfunción realde la ejecución, absolutamente inconsciente.

Saludos

Fisiograna dijo...

Gracias Arturo. La impresión subjetiva que tuve tratando el trastorno conversivo es que quizas se pueda dar las dos situaciones que planteas (aunque, como dices es muy aventurado...): una manipulación consciente (sistema de recompensa) de la realidad con somatización de los síntomas, que después (quizas por desuso) se escapa al control de la persona, perdiendo la capacidad de ejecución de las ordenes motoras.
Esta chica no podia, como bien has descrito, ejecutar la orden motora. Si hubiera dispuesto de un equipo de realidad virtual hubiera probado....Con las técnicas habituales de neuroestimulación sensitivo-motora no obtuve buenos resultados, y lo único que funcionó fué la electroestimulación muscular asociada al movimiento activo en posturas funcionales, quizá porque ella veia que la orden motora se realizaba parcialmente con la ayuda de la contracción provocada por la electroestimulación.

Jaime dijo...

Hola Arturo:
Efectivamente, deshojar la margarita de la incertidumbre, es un sinvivir; el problema es distinguir lo real, mejor dicho lo nocivo, de lo inocuo, las respuestas acertadas de las falsas, creo que era Descartes(casualmente)el que hablaba de la imposibilidad de distinguir la vigilia del sueño, y eso nos impedia conocer las verdades absolutas... Esto es algo asi. Y sigo en la busqueda de esa verdad absoluta a mi problema, estoy acostumbrado a buscar respuestas, y encontrarlas, supongo que es una caracteristica del ser humano, o del ser cientifico. Y si no aparece, se inventa, o se desconfia, y eso es todavia peor. Bueno, tambien esta el Dr Google, como alguien contaba, pero esa etapa ya la he pasado, espero no recaer.
Un saludo y gracias por este oasis de conocimiento, a ver si me lo bebo de una vez y se me quita la sed...