Se puede tener un cáncer y encontrarse bien o estar sometido a un sufrimiento e invalidez considerables sin que los médicos encuentren pruebas de enfermedad. La Medicina no ofrece respuestas aceptables para esta última situación y recurre arbitrariamente a negar la realidad del sufrimiento, haciendo aún más insufrible el calvario de los pacientes. Este blog intenta aportar desde el conocimiento de la red neuronal un poco de luz a este confuso apartado de la patología.

We may have cancer and feel good, or be submitted to substantial disability and suffering without doctors finding any evidence of disease. Medicine gives no acceptable answers to the last situation and arbitrarily appeals to denying the reality of suffering, making the calvary of patients even more unbearable. This blog tries to contribute with the knowledge of the neuronal network, giving a little light to this confusing section of pathology.

Click here to switch to the english version

viernes, 10 de septiembre de 2010

Peligrosidad / Hazardness



Cuando alguien va a coger una cazuela puede suceder...:

1) ha cogido la cazuela y se ha quemado

2) ha cogido la cazuela y ha apartado la mano rápidamente evitando así la quemadura

3) ha apartado rápidamente la mano de la cazuela caliente cuando iba a cogerla y alguien le ha advertido ¡cuidado, que quema!

4) no se atreve a coger cazuelas porque a veces queman.

En la situación 1 y 2 los sensores de nocividad térmica de las neuronas vigilantes (nociceptores) han detectado esa nocividad y han generado dolor y respuesta refleja de alejamiento.

En la situación 1 se ha producido quemadura (necrosis). El dolor permanece durante unos días mientras se repara la lesión. Su función es proteger el proceso de reparación.

En la situación 2 el dolor, la respuesta refleja de alejamiento... y el hecho de que la temperatura de la cazuela fuera algo menor han evitado la quemadura. El dolor desaparece al cabo de unos segundos. La piel está intacta.

En la situación 3 la información sobre la temperatura de esa cazuela en ese momento provoca la respuesta refleja de alejamiento tras el aviso, evitando el dolor y la quemadura. 

En la situación 4 se evita el dolor y la quemadura al coger cazuelas pero con el coste de no poder cogerlas.

En las situaciones 1 y 2 mandan los hechos. El aquí y ahora de la temperatura de la cazuela.

En las situaciones 3 y 4 manda la información. La temperatura de la cazuela no tiene por qué ser elevada. Lo que produce la reacción de alejamiento es lo que se diga de la cazuela y lo que el receptor de información dé por válido.

Hay que distinguir los receptores de temperatura de la cazuela de los receptores de información sobre temperatura de esa cazuela y/o de las cazuelas (en general).

 El receptor de temperatura está en la membrana de las neuronas vigilantes. El receptor de información sobre la temperatura está en los oídos (¡cuidado que quema!).

El dolor no aparece en las situaciones 3 y 4. En su lugar se genera, en todo caso, el miedo a coger la o las cazuelas. 

...................

Supongamos que se dice que... el viento Sur produce dolor de cabeza

Situación 1) Ha salido viento Sur, fuerte. Estaba debajo de un árbol. El viento ha roto una rama que me ha dado en la cabeza. Tengo un chichón. Me duele. El viento Sur me ha producido dolor de cabeza. Conclusión válida.

Situación 2) Ha salido viento Sur. Estaba debajo de un árbol y me ha caído una rama en la cabeza. Menos mal que era pequeña y no muy alta. No tengo chichón. El dolor se me ha pasado pronto. El viento Sur me ha producido dolor de cabeza. Conclusión válida.

Situación 3) Ha salido viento Sur. Estaba debajo de un árbol y gracias a que alguien me ha avisado y me he podido apartar a tiempo pues al momento ha caído una rama que si me pilla me hace un chichón en la cabeza y me hubiera dolido. El viento Sur no me ha producido dolor de cabeza gracias a que me han informado del peligro. Conclusión válida.

Situación 4) Ha salido viento Sur. Me he quedado en casa. Me duele la cabeza. El viento Sur me produce dolor de cabeza. ¿Conclusión?  

Situación 5 Me duele la cabeza. Va a salir viento Sur. Efectivamente, al día siguiente salió viento Sur. ¿Conclusión?


***



When someone is about to pick up a pot, one of the following can happen...:

1) took the pot and got burned

2) took the pot and moved the hand away quickly to avoid getting burned

3) moved the hand away quickly from the hot pot when the person was about to pick it up and someone said: “be careful, it burns!”

4) did not dare to pick up the pot because sometimes they burn

In situations 1 and 2, thermal harmfulness sensors of vigilant neurons (nociceptors) have identified such harmfulness and created pain and the reflex response of moving away.

In situation 1 the person got burned (necrosis). The pain lasts for a few days while the injury is being repaired. Its function is to protect the repair process.

In situation 2, the pain, the reflex response of moving away and the fact that the temperature of the pot wasn’t high enough have avoided the burn. The pain goes away after a few seconds. The skin is intact.

In situation 3, the information about the temperature of the pot at that moment causes the reflex response of moving away after the warning, avoiding pain and burning.

In situation 4, the pain and the burn have been avoided, but at the cost of not being able to pick up the pot.

In situations 1 and 2, the facts are the ones that count. The here-and-now of the temperature of the pot.

In situations 3 and 4, information is what counts. The temperature of the pot does not have to be high. What produces the action of moving away is what is said about the pot and what the recipient of this information considers as valid.

We must distinguish temperature receptors of the pot from the temperature information receivers of the pot.

The temperature receptor is in the membrane of vigilant neurons. The temperature information receivers are in the ears (“be careful, it burns!”).

The pain does not appear in situations 3 and 4. Instead, fear to picking up pots appears.

...................

Let’s suppose that Southern Wind causes headaches.

Situation 1) There’s Southern Wind, intense. I was under a tree. The wind broke a branch that hit me in the head. I have a lump. It hurts. Southern wind caused me a headache. Valid conclusion.

Scenario 2) There’s Southern Wind. I was under a tree. The wind broke a branch that hit me in the head. Luckily it was small and not very high. I don’t have a lump. The pain was gone quickly. Southern wind caused me a headache. Valid conclusion.

Situation 3) There’s Southern Wind. I was under a tree and someone warned me that a branch was about to fall on my head. Thanks to that, I was able to dodge and I didn’t get a lump or get hurt. Southern Wind hasn’t given me a headache because I have been informed of the danger. Valid conclusion.

Situation 4) There’s Southern Wind. I have stayed at home. My head hurts. Southern Wind gives me headaches. Conclusion?  

Situation 5 My head hurts. There’s going to be Southern Wind. Indeed, the next day there was Southern Wind. Conclusion?

10 comentarios:

Jaime dijo...

Hola Arturo:
Atribuir al "tiempo" propiedades generar dolores y malestares es algo que forma parte de mi cultura y creo que de casi todos... En mi ensalada sintomatica, estan los "mareos", curiosamente aumentaban cuando el tiempo cambia o va a cambiar (barruntamos cambio que decimos en mi pueblo)... Creo entender, segun voy comprendiendo un poco de lo que nos intentas transmitir, que en estas frases, el "desencadenante" no es el tiempo, sino el cambio... Saberlo me ha sido util, hasta el punto que esos cambios de tiempo ya no me afectan en esa medida, e incluso a veces no me afectan. Hoy no hay cambio de tiempo, y sin embargo estoy mareado: Cambio de dia (comienzo de fin de semana), cambio de estado de animo, cambio de costumbres (he quedado con gente que hace tiempo que no veo...) Espero que igual que cada vez me afecta menos el "cambio de tiempo", hacerme fuerte contra esos otros cambios... A ver si va a ser verdad que muchos humanos nos sentimos "amenazados" por los cambios... Por cierto sigo, dandole vueltas a aquello que le explique de que los ojos me dan vueltas (vista borrosa, etc...) y de toda la vida, dar vueltas produce mareo...
Un saludo


Jaime

Arturo Goicoechea dijo...

Jaime: en las transiciones aumenta, lógicamente, la alerta, el reseteo, tomar la medida a la nueva situación.
Tienes razón al situar el problema en el cambio, independientemente de lo que cambie.

Cuando somos proclives a la hipervigilancia los síntomas surgen más fácilmente al cambiar. Los errores también aumentan al cambiar el escenario. Hay inercia, se interpreta que lo reciente sigue. Así, cuando un tren se mueve en dirección contraria el cerebro tiende a interpretar que es el nuestro el que se mueve. El temor impone también una interpretación negativa, la peor de las teóricamente posibles.

Saludos

Jaime dijo...

Aunque resulta dificil, intento no dejar de programar actividades, aunque impliquen cambios. Esta semana esta siendo dura, vuelta al trabajo, fiestas locales, y para rematar me he propuesto volver a estudiar, ampliando mi formacion con un Master, despues de 8 años sin estudiar en serio... Probablemente sin todos estos cambios, esta semana hubiera sido mas tranquila, una semana mas con "murmullo cerebral" pero me niego a dejar de programar, aunque me esta costando tanto cambio... Hace diez meses me limitaba a ir del trabajo a casa (seguridad...), negando cualquier actividad diferente, y el fin de semana "me ponia malo". Curioso ¿no?. Ahora actuo de forma diferente a costa de perder esa "seguridad", apareciendo esos estados hipervigilados que me intentan retener. Maldita resistencia

Carlos dijo...

Le contaré algo divertido. Hoy me levanto sin migraña: es una novedad, se lo aseguro, pero muy pronto para felicitarse. Ya habrá tiempo. El caso es que me preparo un café con leche y me quemo los dedos con el cacharro de la leche. Me ha venido a la cabeza la cazuela de su texto de ayer. Carai! ¿Qué significa este acto fallido? ¿Es una manera de decir "esto es daño necrótico de verdad y no la migraña"? ¿O bien, una manera de "grabar con fuego" la enseñanza para que no se olvide? O bien, más inquietantemente, una especie de retribución secreta a la fobia: ya que no me ha dolido por allí, acepto el pago por aquí -como si una culpabilidad latente te hiciera buscar el dolor? Por cierto, que sobre este tema digamos clásico de la culpa, no hay nada en su libro... En fin, sobre cuestiones teóricas volveré otro día... de momento me alegro que su ejemplo no fuera el de caerse por el balcón, ja, ja...

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola. Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Hoy en la prensa local salió este artículo que me parece será de tu interés:
http://www.eldia.es/2010-09-12/SOCIEDAD/10-migrana-afecta-poblacion-Europa.htm

Ahora resulta que son las enzimas.
Un saludo.

Elefante dijo...

Me ha encantado. Me he reido mucho con la entrada. Me ha recordado a las clases de lógica de mi profesor de filosofía del instituto. Ni el mismo Aristóteles lo hubiese dicho mejor. Es curioso cómo lo obvio no resulta ser tan evidente en muchos casos, y como nos gusta sacar conclusiones que no responden a la lógica. Si ya son equivocadas las conclusiones de nuestro "cerebro consciente" qué no pensará el "inconsciente". De hecho,¿quién es más responsable de la alerta nociceptiva? En muchos casos tendrá más culpa el "consciente" y será el que condicione las respuestas eferentes, en base a miedos y creencias, pero ¿es así siempre?

Arturo Goicoechea dijo...

Jaime: es importante mantener la programación del individuo. Hay que entrar al avión para vencer el miedo.

Arturo Goicoechea dijo...

Jesús: gracias por la referencia. Dentro de un momento le daré paso a la entrada reseñando el evento.

Arturo Goicoechea dijo...

Carlos: el cerebro trata de integrar todo lo que sucede, oye, lee... Es evidente en el sueño. La creatividad surge de ese mundo confuso del todo puede tener relación con todo, mientras no se demuestre lo contrario. Lo malo es que, a veces, nos quedamos atascados con la primera propuesta cerebral de causalidad y creemos haber dado con la clave de cuanto sucede.

Tengo la impresión de que el tema de la culpa ronronea a través del libro aunque no le dediqué ningún capítulo expresamente.

Los expertos culpan al padeciente: genes, estilos de vida y se ponen medallas esculpatorias (a pesar de nuestros avances...)

No me atrevo a opinar sobre las reflexiones de la quemadura de la leche...

Haces bien en no cantar victorias. Tengo la impresión de que es una forma de reactivar las crisis...

Arturo Goicoechea dijo...

Elefante: la lógica cerebral es una lógica probabilística basada en a prioris, creencias sobre causalidades. Si no las derribamos, a lo largo de los años las creencias se van fortaleciendo aunque sea a costa de nuestros intereses.

Si los "axiomas" iniciales son falsos: por ejemplo: "todas las aves vuelan" tendremos problemas con la gallinita, observando sus esfuerzos inútiles por volar. ¿Qué le pasará a la gallinita que siendo un ave no consigue volar...?

- Está enferma
- Está deprimida
- Tiene miedo
- Es genético
- No le dejan...